ADN mexiquense

Lady’s y Lord´s, ¿desplazan lo importante?

No necesitamos poner en la balanza cuánto han contribuido las redes sociales al desarrollo de nuestro entorno y cuánto han hecho por hacer virales acontecimientos triviales y peor aún hacer famosos a personas que protagonizaron escándalos, el resultado es demoledor y favorable al segundo aspecto.

Si bien es cierto las redes sociales han servido para evitar que se cometan injusticias y muchos delitos no queden impunes y también para evidenciar actos de corrupción y conflictos de interés, así como denunciar actos autoritarios por parte de autoridades de los tres niveles de gobierno; también lo es que han servido para distraer de lo que realmente es importante para la sociedad.

Resulta increíble que los espacios de noticias en televisión y radio le dediquen tiempo a escándalos protagonizados por personas en estado de ebriedad, o bien haciendo desfiguros en la calle o asuntos donde Juniors prepotentes golpeando a personas en la calle por el simple hecho de que se les atravesó.

Problemas como la delincuencia, la inseguridad y la violencia, los feminicidios, la contaminación ambiental, la corrupción, el autoritarismo, la crisis económica y muchos más que están deteniendo la convivencia social e impidiendo el desarrollo de la sociedad mexicana, son desplazados por los escándalos que protagonizan las Lady's "Polanco", "100 pesos" o "Profeco".

O bien por los lord's que por alguna razón se vieron involucrados o bien porque provocaron situaciones embarazosas o que estuvieron en el lugar y la hora equivocada que los hizo explotar y protagonizar escándalos callejeros que se convirtieron en TrendingTopic o hashtag.

Pero, lo más indignante es, como decía Monsiváis, un pleito de comadres lo convierten en un mega escándalo que termina en los tribunales y cuenta con un seguimiento mediático para atraer la mirada de la sociedad.

Y mientras la atención está en las Lady's y Lord´s los problemas como la violencia y la inseguridad, van en aumento y no hay autoridad capaz de frenar su avance, ya que tienen sometida a la sociedad que vive en una constante incertidumbre.

La aspiración de todo jefe de familia se resume en dos palabras "calidad de vida", con un empleo digno y bien remunerado que le permita solventar las necesidades básicas de su familia, tener la garantía de que en su entorno hay seguridad pública y paz social y con todo el derecho aspirar a vivir mejor. No es mucho, es lo justo y lo que se merecen los habitantes que conforman una comunidad.

Es lamentable que muchas personas le dediquen tiempo y atención a asuntos triviales como de las Lady's y Lord´s, cuando realmente su preocupación debe estar basada en que mejore su situación económica y que se cuente con los espacios suficientes en las escuelas para darle oportunidad a todos y contar con las clínicas que garanticen el derecho a la salud a todos y no que existan posturas demagógicas y pronunciamientos oficiales que distan mucho de la realidad.