ADN mexiquense

Elecciones 2015, la descalificación como principio

A una semana del inicio formal de las campañas políticas para la elección de diputados federales y a dos semanas de que arranquen los comicios locales, lo más destacable es la ausencia de propuestas de los candidatos y partidos y sobresale el insulto y la descalificación entre los contendientes.

Lo anterior evidencia que las campañas políticas solo sirven para buscar afianzar los espacios de Poder de los grupos que conforman cada instituto político y no atender los reclamos de la sociedad.

Porque si en verdad se tomara en cuenta a la sociedad, se observaría en las campañas promocionales y en los encuentros políticos de los candidatos con los grupos de ciudadanos propuestas y compromisos, pero lo que más se destaca es la descalificación entre partidos y candidatos.

Los aspirantes del PAN definen a sus adversarios del PRI y PRD como corruptos y convenencieros; los priistas están haciendo lo propio en contra del panistas y perredistas y por su puesto los amarillos hacen lo mismo contra azules y tricolores.

No hay propuestas, hay insulto y descalificación como principio del proselitismo, los partidos han convertido la justa electoral en un rin y también en una carpa de circo, donde hay espectáculo, show y pleito.

Es una pena que los miles de millones de pesos del erario destinados a las campañas políticas se canalicen, para hacer anuncios que insulten, descalifiquen a los candidatos y a los partidos, y con ello estén agrediendo a y faltándole el respeto a los ciudadanos que son al final de cuentas los que van a votar y a decidir a quienes elegirán como sus representantes populares.

Es lamentable que los ciudadanos tengamos que elegir de entre quien hace el insulto mayor y la descalificación al adversario que de una propuesta.

No hay propuestas, los partidos están viendo los errores del otro para a partir de ahí empezar a hacer su mercadotecnia política, olvidándose realmente de las necesidades de la población que es la que paga los platos rotos de las absurdas posturas de partidos y candidatos por ganar la elección intermedia.

Es increíble que a pesar de la desgastada imagen que tienen los políticos y el descrédito que se han ganado a pulso por parte de la sociedad, no sean capaces de intenta por lo menos ser creativos y buscar mejorar esa imagen con propuestas y compromisos.

Pero no, para nada ellos insisten en hacer lo contrario, pero que al final de cuentas les da resultados, convertir el proceso electoral en una arena de box y en un gran circo para dar espectáculo. Propuestas para mejorar este país y atender y escuchar los reclamos de la sociedad, eso, no es para ellos, dan pena.

Y es apenas el principio, como terminará esto.