ADN mexiquense

Combate a la inseguridad Falla la estrategia o no hay tal

Diversos estudios de opinión, encuestas e investigaciones de campo realizadas por organizaciones civiles e instituciones académicas, coinciden en que los niveles de inseguridad en el país y en el Estado de México no muestran una baja, por el contrario hay una percepción de que la incidencia delictiva aumentó este año.

Tan solo en el Estado de México, el más reciente estudio de la asociación civil "Todos por la Seguridad", revela que la incidencia de la comisión de delitos aumentó en más de 19 por ciento en el periodo de enero a octubre de este año con respecto al mismo periodo del año pasado.

Otras investigaciones revelan que en municipios como Toluca, Naucalpan, Tlalnepantla, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Atizapán, Valle de Bravo e Ixtapan de la Sal, son de las demarcaciones que superan con mucho la media estatal en el incremento de la incidencia delictiva.

El robo en todas sus modalidades, la extorsión, el secuestro y el narcomenudeo, continúan como los delitos que más se cometen y peor aún cada vez hay más y nuevas formas delinquir, lo que hace más vulnerable a la sociedad de ser víctimas de los delincuentes.

El aumento en la comisión de delitos y de que aparezcan nuevas formas de llevarse a cabo, es lo que hace duda r de las estrategias que se han implementado para combatir a la delincuencia.

Hace dos años se anunciaron para la entidad acciones policiacas que permitirían mejorar la calidad de los servicios de seguridad y con ello combatir la expansión de las bandas criminales que sentaron sus bases en territorio mexiquense, pues ya se tenían ubicados lugares y zonas de operación.

Sin embargo eso no ha sucedido pues en 2013 la incidencia delictiva se incrementó en 14 por ciento con respecto a 2012 y este año se disparó 19 por ciento con respecto al anterior.

Si se suma el incremento de los dos últimos años con respecto a 2012, la situación es realmente alarmante pues prueba que no ha habido capacidad para combatir la criminalidad.

O ha fallado la estrategia o no existe hasta el momento una como tal para hacerle frente a quienes se han apoderado de la situación emocional de las personas que temen todos los días as ser parte de la estadística de ser potenciales víctimas de cualquier delito.

Las cifras son crueles, son reales y hasta el momento no hay de parte de las autoridades una postura que fundamente con documentos que la delincuencia ha sido acorralada.

Y de nada servirán anunciar acciones y nuevas estrategias, si éstas realmente no se cumplen y lo principal que al población lo perciba.

Ya se hará el balance el próximo año ojalá mejore.