En sintonía

La veda que empezará

La presente semana, de actividad programada escasa debido al periodo vacacional de Semana Santa, será también la que sirva de preámbulo a la veda electoral en la que únicamente se permitirá difundir las ideas e imagen de quienes aspiran, en esta región del país, convertirse en diputados federales.

Serán, en una semana más, 60 días de proceso continuo, en el que ningún gobierno del nivel que sea tendrá margen de hacer referencia a los beneficios que promueve a la comunidad, so pena de ser sancionado por medio de la Ley Electoral.

He escuchado mucho y a muchos políticos hacer referencia a las modificaciones hechas a la ley y lo riguroso de sus sanciones, tanto que los ha obligado a ellos y sus equipos a someterse a cursos especialmente diseñados a la comprensión correcta de la legislación.

Entiendo que la ley que sea, por naturaleza observa con objetividad todo lo concerniente a su aplicación adecuada y por tanto lo que no se vea así resulta complicado darle el sustento jurídico y por lógica su eventual sanción.

Quienes están a cargo de supervisar la logística integral de los partidos contendientes en este proceso electoral desde hace varias semanas atrás, están ocupados en dilucidar que pueden y no decir, mostrar y hasta lucir entre sus prendas sus candidatos.

La referencia simple de la subjetividad está directamente vinculada al hecho que en las campañas publicitarias, no solo las políticas, utilizan una dosis importante de mensajes subliminales que también deberán ser descartados, y no sean objetivo de sanciones.

Son éstas, las sanciones, lo que más mencionan candidatos y partidos que temen les sean aplicadas por omisiones. Ya ni hablar de los topes de campaña que ahora consideran entre otros, la nulidad de la elección para quien se atreva a sobrepasarlos.

Por lo pronto, esta semana previa a la suspensión de los mensajes de gobierno, será explotada al máximo, no le extrañe ver banderazos a medianoche por aquello de la agenda apretada.

Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTV

Hasta la próxima.