En sintonía

La realidad de los dos centros

Para muchos el esfuerzo y trabajo de las más recientes administraciones en Tampico relacionado al rescate del todavía moribundo centro histórico no ha logrado tener suficiencia en resultados y queda bastante por realizar.

Cierto, se habla de un Canal de la Cortadura con una infraestructura idónea para ser explotada turísticamente, sin embargo el problema se encuentra en su entorno puesto que las vetustas construcciones forman parte de un marco deprimente y gris que no concuerda con el paseo.

Evidentemente es el reflejo de la renuencia de quienes son propietarios de esas añejas estructuras que ni las venden ni le invierten en su propio beneficio. Ahí hay un vacío respecto al tema de promoción económica que no logra convencer acerca de las bondades del proyecto y su eventual rescate integral que dista mucho de serlo.

Por otro lado y sin la aprobación general de ciudadanos y comercio se ha dado seguimiento a los corredores peatonales, que con la modalidad combinada para que peatón y vehículo utilicen algunas de sus calles, han avanzado algo aunque para ello se hayan sacrificado espacios de estacionamiento con beneficio recaudatorio para el propio municipio y el retiro de los lugares destinados a personas con discapacidad, protesta de esta minoría por cierto ignorada una y otra vez.

Además el espíritu de peatonal se ha perdido sobretodo en la Díaz Mirón, donde los comerciantes, algunos no todos, son los que ventajosamente han invadido parte de esta vía, como si una ampliación de sus negocios estuviera considerada como en su proyecto original.

Lo que viene ahora para las autoridades es una labor que han eludido históricamente; se trata del reordenamiento del transporte que tanto agravia a la circulación vehicular en el primero y segundo cuadro, entre taxis, autos de ruta y camiones que por igual realizan rampas, las que ni siquiera están consideradas en ningún tipo de reglamento.

En ese paralelo deberán impulsar la mejora de los viejos edificios que visualmente no concuerdan con la imagen que se ha vendido del centro. Gran tarea para los que vienen.

Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTV

Hasta la próxima.