En sintonía

¡Con la niña Jobs ni se alcen el cuello!

Cierto, la historia de Paloma Noyola Martínez es una de esas que nos gustaría que no fuera única, pero lamentablemente lo es. Es un caso que demuestra que el esfuerzo y la dedicación son fundamentales para lograr lo que se quiere más allá de entornos vulgarmente vergonzosos ligados a los gobiernos que van y vienen en Matamoros, donde ella vive, que poco y nada hacen por los que siguen viviendo en ambientes miserables, realmente pobres.

Paloma, es una niña de apenas 12 años que resultó con el primer lugar nacional en la materia de matemáticas dentro de la prueba ENLACE, y que por su avanzado coeficiente intelectual ha sido catalogada como la poseedora de una mente genio.

También considerada por especialistas como la nueva versión de Steve Jobs, el cerebro de una de las marcas de computadoras más desarrolladas en el orbe, también de las más vendidas.

Mientras su historia le da la vuelta al mundo hay quienes ya se frotan las manos para volver mediático el tema del apoyo, que desde luego ni ella ni su familia han recibido antes de este logro.

Hay que entender que es lógico esperar el respaldo de este tipo de causas y muchas más sin pretender con ello colgarse blasones que no le corresponde a quien desde el poder pretenda allegarse de adeptos que no logran con su trabajo.

El caso de Paloma, aparte de colocarse como ejemplo de tenacidad, debe eso sí, ser situado como un parte aguas para no sólo mirar hacia las zonas urbanas en los distintos municipios.

Las zonas ejidales aparte de ancestrales necesidades también tienen talentos de todo tipo y requieren de oportunidades para sobresalir.

A lo que voy es que quienes forman parte del gobierno deben ocuparse de su trabajo y no mirar en Paloma la manera de hacer sobresalir a su municipio de una manera lucrativa. Que nos demuestren mediante el trabajo sus buenas intenciones de generar entornos más dignos, es más que suficiente.

Si la familia de esta niña genio obtiene facilidades para progresar será evidentemente algo extraordinario y no necesariamente deberíamos enterarnos mediante desplegados pagados.

Yo estoy absolutamente seguro que para Paloma vendrán grandes oportunidades y tal vez provengan de la iniciativa privada que, esa sí, no considero tenga la necesidad de promoverse con algo tan sensible.

Esperamos pues, ver a Paloma en un plano de oportunidades, sin sobresaltos del gobierno, que debe aprender, a hacer reconocimientos en privado.

Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTV

Hasta la próxima..