En sintonía

Les niegan oportunidad a discapacitados

Como si no fuera parte de su obligación, desde el gobierno son pocos los esfuerzos que contribuyen a facilitar la vida a las personas que viven con algún tipo de discapacidad, actitud que bien podría ser considerada discriminatoria con todas sus agravantes.

Si bien la sociedad en una simple generalidad hace aportaciones en ese mismo sentido, al disimular e ignorar a quienes requieren de apoyos adicionales para su adaptación en ella, aquí existen organismos no gubernamentales, empresas y benefactores que brindan, sin mayor interés, instrumentos para volver la vida de los discapacitados más llevadera.

Con sus limitantes, algunas personas con discapacidad, las menos claro, realizan una vida cotidiana común, lo mismo estudiando que al trabajar en lo que su bagaje les permite en sitios, esos sí, limitados en oportunidad pues muchas empresas están dirigidas por quienes creen que no pueden ser tan competitivos como alguien “normal”, error por supuesto.

Ni hablar de los políticos que desde sus esferas de gobierno hacen poco para crear condiciones mínimas de desarrollo y adaptación de los entornos que resultan tan complejas hasta para quienes no forman parte de estas minorías.

Encontramos a diferencias de otras naciones de avanzada, aquí no se siguen estándares que no sean rampas empinadas y riesgosas además de cajones en los supermercados que son ocupados por todos menos por discapacitados.

Esa es la manera de “cumplir” y salir de los señalamientos en sociedad que reclama en calidad de tercero al menos respeto a esas minorías.

Ahora que se habla de un transporte adaptado, que por cierto no tenemos uno que en forma integral se ofrezca a quienes sufren problemas de motricidad, vuelven las trabas de nuevo desde el gobierno, algo que sí es parte de su distinción, negativo y burocrático.

Tal vez sea el tema que quienes hoy todavía están se van en poco más de dos meses, que han mostrado una postura negativa, nada rara decía, pero dificultar avanzar en ese tema de la modernidad y el servicio en favor de los discapacitados habla de su criterio enano, más allá de un criterio establecido por medio de sus dictámenes. Ahí les quedará pendiente a los que vienen.

Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTV

Hasta la próxima..