En sintonía

El momento de la recuperación

Aunque ya muchos se anticiparon, oficialmente mañana inicia el periodo vacacional de verano y con ello un receso -quizá de los más cortos- de poco más de 30 días en las escuelas, descanso que es aprovechado para viajar por quienes su economía se los permite.Nuestra región, con su amplia vocación turística, espera la llegada de cientos de miles de visitantes que se animen a confiar en que la seguridad ha sido fortalecida en ánimo de brindar tranquilidad a los propios y a ellos mismos. Por años y hasta hace muy pocos nuestra región conurbada se significó en el destino carretero más visitado en el país y bastó la multiplicación de hechos violentos para perder ese privilegio.

Luego vino el éxodo de quienes encargados de hacer negocios, tuvieron que irse, la mayoría a los Estados Unidos y la economía se vino abajo.Ahora los esfuerzos alcanzan para un esquema mixto entre policía local y federal para medianamente blindar a la entidad, acciones que también, a medias, arrojan algunos resultados que hacen pensar que el trabajo es el correcto.En medio de todo esto, los que se quedaron para mantenerse atentos a sus negocios, han tenido que soportar la precaria economía que todavía arrastra deudas y desempleo en los peores casos. La seguridad perdida, robada, no se llevó su entusiasmo por seguir y aquí siguen esperando ese momento para retomar confianza y perfilar mejores resultados.

Los ciudadanos comunes esperamos, que como quienes en su papel de actores en otros ámbitos, se refuercen los operativos domésticos y foráneos que brinden confianza para poder desplazarnos, no únicamente en estas vacaciones, sino en adelante y en forma permanente.Nos corresponde también fungir como serviciales anfitriones; nuestra actitud desinteresada por atender a los visitantes no radica en otra cosa que ser amable y respetuosos de la ley, esa que a últimas fechas nos empeñamos en evadirla. Con autoridades de vacaciones en su mayoría y con escasez de servidores públicos como agentes viales, somos los ciudadanos y nuestros gentiles visitantes quienes debemos asumir cada uno nuestro rol y procurar un comportamiento a la altura de lo que todos merecemos.El mes de la recuperación económica y la diversión está en marcha, ojalá que los saldos sean positivos en todos sentidos al término de estas vacaciones, ojalá. Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTVHasta la próxima.