En sintonía

El hastío provoca decisión histórica

Como pocas veces, la elección de ayer en Tamaulipas como un proceso eminentemente local, fue elevada en el tema de la participación ciudadana que alejada de temores presagiados salió a votar sin recato y marcó en este 5 de Junio como una fecha histórica e irrepetible.

Hay quienes aseguran que el escenario se veía venir muy a pesar de la difusión mediática que arrasaba al tres por uno entre los dos más sólidos contendientes y una muy bien diseñada plataforma política, con ideas y propuestas consensuadas, con visto bueno de varios sectores productivos que apostaron a un futuro inmediato que muy probablemente no llegará.

Ese fenómeno que provocó este resultado, que aunque preliminar y extraoficial, no es otra cosa que el fastidio que muchos ciudadanos han sentido por los gobernantes emanados del partido hegemónico hasta entonces.

En la evaluación del resultado y considerando los personajes que jugaron en esta contienda por el partido en el gobierno, no todos merecieron el rechazo que se fraguó en traiciones que anticipaban una estrepitosa derrota y que se empeñaron en no advertir los operadores de los hasta anoche derrotados.

Esos cuya rectitud y honra calada participaron con resultados negativos como pocas veces, pagaron la consecuencia de esos desatinos, de esa indolencia desde el poder, de la soberbia permanente y la ambición por permanecer en la cúspide de eso que construyeron y que se desboronó poco a poco, de manera consciente sin detenerse.

Desde luego que nadie puede anticiparse a lo que la propia autoridad recomienda con mesura y también es cierto que la validación del proceso vendrá en algunas horas, sin embargo ante tal escenario, con una demostración tan aplastante, tampoco muchos podrán resistirse a creer que efectivamente está por iniciar una nueva época en nuestra tan lastimada entidad.

Vendrán espacios para la reflexión sin duda, incluidos para los artífices de este resultado, serán esos ciudadanos los que por fin podrán estar convencidos que solo involucrándose en política con uno y otro y otro intento, se pueden lograr resultados inesperados. Felicidades tamaulipecos.

 Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTV

 Hasta la próxima.