En sintonía

Suspensiones sin reposición


Esos doscientos y pico de días considerados dentro del calendario escolar que está en curso se han venido reduciendo, como sucede cada año, por distintas razones y no hay un mecanismo para lograr su recuperación puesto que el interés de quienes están involucrados en el renglón educativo -sin generalizar- es ligero, casi inexistente.

Las razones casi siempre para llegar a la suspensión de actividades dentro del magisterio están relacionadas a temas insignificantes que bien podrían pasarse por alto, pero ni siquiera son sometidas a otras opiniones que no sean las propias del magisterio que manipula a su antojo a quienes están a cargo de marcar las directrices del ramo educativo, a los gobiernos de cualquier nivel.

Ahora se habla de las bajas temperaturas como razón primordial para ampliar las vacaciones invernales a sabiendas que la entidad es tan amplia como variado el clima; que no es igual el frío del norte a diferencia del centro y sur de la entidad, le queda claro a quien con raciocinio entiende que no todos resultan afectados por las condiciones de la naturaleza en cada época del año pero no para quienes generalizan una decisión que solo extiende el descanso a los profesores más que a los niños y jóvenes que deberían volver ya a clase.

Hay en todo esto una consideración ignorada, y es que los estudiantes en la escuela es donde deben estar para lograr su formación e integración social, desde luego con conocimientos. Cuanto menos estén les da alternativas para el ocio.

Un tema paralelo es que muchos padres -entiendo que la mayoría- deben y de hecho tienen que trabajar porque el salario de uno solo no alcanza para el sostenimiento familiar; con este periodo vacacional ampliado, lejos de la consideración relativa al cuidado de la salud de los chavos, también casi todos no saben donde dejar a sus hijos y en otros hasta les cuesta que los cuiden mientras laboran.

No se trata de ver a la escuela como una guardería, solo como escuela, como el sitio al que tienen que asistir para aprender. Esta semana no será.

Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTV

Hasta la próxima.