En sintonía

Reproducción masiva de aspirantes

Apenas inicia este año, eminentemente electoral, y fuera de los rangos oficiales ya se visualizan las múltiples alternativas de aquellos políticos, y algunos no tanto, que pretenden “enganchar” simpatías que les permitan el logro de sus objetivos.

A diferencia de otros tiempos, la actualidad refleja una contienda cerrada, muy peleada en todos los sentidos y con rasgos poco comunes como la participación de más de un candidato sin relación partidista, lo que invitará a una mayor participación ciudadana y no sólo de los comunes, los que forman parte de ese “voto duro” y que casi siempre están ligados a programas sociales.

En juego estarán cargos al congreso local, las 43 alcaldías y la gubernatura de Tamaulipas, entidad históricamente con dominio de un solo partido y que no ha dado margen a la alternancia al menos en lo que se refiere al gobierno que s ejerce desde la capital.

Los escenarios serán muy distintos a todo lo visto con anterioridad pues según los especialistas el hecho que participen aspirantes emanados de la sociedad civil, habrá de inspirar una mayor participación y en hipótesis ganar credibilidad y confianza en un ejercicio en el que a duras penas, casi siempre, la mitad para abajo del agua electorado acude a sufragar.

Ahora bien, dentro de toda la verborrea que escucharemos y veremos en precampañas y campañas habrá que evaluar el conocimiento real de los temas que decidan abordar los personajes que pretendan “vender” sus ideas, puesto que muchos ni la menor idea de lo que sus equipos de campaña diseñan e incluyen en sus discursos.

Esas campañas que pondrán la tolerancia ciudadana al límite y el hastío en su más alto rango, estarán impregnadas de promesas basadas en las debilidades de quienes no han podido cumplir con las expectativas ciudadanas.

Respecto a las propuestas, nada es garantía, ni siquiera de los que ahora dividirán el voto a los “chiquitos” y que serán varios que surgirán de la partidocracia.

Dé por hecho que habrá más de un “bronco” en la competencia, sin descartar a una “bronca”.

Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTV

Hasta la próxima.