En sintonía

Proyectos aún se ven lejanos

Considerando que no hay avances sustanciales -más allá de una fría maqueta- en el proyecto de construcción de nuevos mercados, cualquiera pensaría que hay un juego mediático en el que se plantean acciones que no pasan de ser solo difundidas sistemáticamente, y esto no resulta nuevo, se nos viene diciendo casi lo mismo desde la pasada administración panista.

En otros términos se ha dialogado a manera de negociación con casi todos los concesionarios de los centros de abasto y se ha hecho un incipiente proyecto ejecutivo que podría ser la base a considerar en esta labor, aunque quienes saben de esto refieren que mientras más tiempo pase desde su realización, hablo del proyecto, pierde su vigencia considerando que en la rama de la construcción los precios van constantemente a la alza. O sea que avance como tal no hay mucho que digamos.

Y es que el sur de Tamaulipas, independientemente de la necesidad de la renovación de los añejos mercados, le apuesta al tema turismo, donde los centros de abasto renovados juegan un papel fundamental en esa labor. Las ciudades que dependen de la llamada industria sin chimeneas, presumen sitios de amplio atractivo, incluidos lógicamente sus mercados.

El atractivo vendría de la mano del rescate de sitios públicos que en antaño fueron característicos de la zona que fue la puerta a la zona por la vía marítima, la plaza Hijas de Tampico tendría nueva vida y añadida al retiro lógico del mercado de comida daría otro aspecto a la zona que carece de vista hacia el edificio de la aduana.

Este es otro proyecto que se ha venido rezagando, la remodelación de este edificio con su arquitectura francesa depende de los recursos que hoy no existen para poder mantenerlo en condiciones de ser ofrecido al turismo que lo visita.

Llegado el momento y si nuestros gobernantes no solo han prometido en falso, la zona se volverá verdaderamente atractiva, con mercados renovados, plaza arbolada, una aduana dispuesta y la vieja estación del ferrocarril ya en funciones.

El problema son los dineros, ojalá que lleguen, ahora si.

Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTV

Hasta la próxima.