En sintonía

Escasez de oportunidades para jóvenes

Cuando el gobierno pelea por mejorar los esquemas básicos de educación, la oferta educativa en el nivel medio superior crece con la multiplicación paralela de profesionales que egresan muchos de ellos, con pocas posibilidades de insertarse en el sector productivo, al menos no en el corto plazo.

Y es que a pesar que en épocas de elecciones se incrementa la difusión de aparentes acuerdos para que los empleadores ofrezcan espacios a los que traspasan la barrera académica, mediante algunas bondades fiscales, la realidad es que pasa casi nada y en la punta de la estadística del desempleo están ahí los jóvenes con poca fortuna, que no capacidad en la mayoría de estos casos.

Y es que es a través de esta argucia más que un instrumento hacendario, donde se fundamenta la esperanza de aquellos que con mucho esfuerzo logran egresar de las universidades, que con todo y una matrícula cada vez más baja a causa de distintos factores incluido la múltiple oferta, siguen produciendo profesionales “en serie” con los resultados que suponen una mala estrategia.

Es entendible más no justificable, que el gobierno del nivel que sea, no está trabajando con efectividad junto a los que producen negocios en la generación de fuentes laborales, no en el número adecuado, ni cercanamente al ideal, al deseable.

Cuando uno ve los perfiles de los empleados que se acomodan en actividades misceláneas en las distintas empresas del comercio micro y macro, se sorprende de la preparación que tienen muchos de ellos con carreras profesionales y hasta maestrías en curso o concluidas, percibiendo salarios que no les permite planificar más allá de su propia manutención y a veces ni eso.

Ni que decir de aquellos que con mucha dignidad se ponen tras un volante, en la ruta pues, en espera que sus múltiples solicitudes al final se traduzcan en una buena oportunidad para desempeñarse profesionalmente.

El tema es que mucho falta por hacer; alguien o más de uno con seguridad no están poniendo más empeño en generar oportunidades para muchos talentos que andan por ahí, perdidos.

Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTV

Hasta la próxima.