En sintonía

Arrogantes prioridades

Cuando uno los escucha hablar en sus discursos, hechos particularmente para envolver, pensaría que los alcaldes efectivamente  trabajaron mucho a lo largo de los once meses -que no un año- de gobierno hasta hoy contabilizados.

Se acuerda que ya referíamos hace un par de semanas que los ediles nos dirían, en sus pomposas ceremonias montadas en un presupuesto oneroso, grosero, hasta lo que no han hecho; efectivamente así sucedió y olvidaron al menos aceptar pública y humildemente que el esfuerzo por resolver ciertos temas no ha sido suficiente.

No nos dijeron en sus expresiones “rolleras” diseñadas para envolver al que escucha en una atmósfera de sinceridad, donde no necesariamente existe, que por ejemplo sus reuniones conurbadas, en las que añadieron a los alcaldes de Pueblo Viejo y Pánuco, resultaron todo un fracaso y sólo un intento, eso sí, por romper posturas arrogantes, que tampoco lograron.

Días después de sus discursos se sabe que la región conurbada, nuevamente quedó excluida del Fondo Metropolitano, y aunque se niegan a aceptar que esto es un hecho, los ciudadanos se preguntan porque a este nivel de política se siguen aportando esa dosis de torpeza, esa también bastante generosa y proporcionada con muy buena voluntad, generosamente.

A los pendientes, de los que insisto, nadie se atreve a hablarnos, nuestros políticos deberían identificar y ponerles nombre porque si se dejan sólo ahí, se entienden como negligencias cuando se vuelven causales de accidentes lamentables. El hecho que sepan que existen ciertas deficiencias en sus municipios e ignoran atenderlas se vuelven parte del problema, no cómplices, sino un poco autores de lo malo que provoquen fatalidades.

Lo digo por el tema hidráulico que ya sabemos, en una zona como la nuestra rodeada por agua, significa una vieja asignatura que se atiende con esfuerzos aislados, indecisos y omisos en los casos peores.

Más que adornos y adulaciones los ciudadanos necesitamos obras útiles y trabajo en serio, sin cacareos.

Hasta la próxima.