En sintonía

Advertencia que abona al abstencionismo

Indudablemente que el hecho de conocer, por solo presunción, aparentes irregularidades en la asignación de candidatos cuya reputación está a discusión y peor aún se les relaciona con la delincuencia, deben de sorprender a más de uno, sin embargo la vía mediática no debería ser la ruta de “litigio” para juzgar a priori la actuación de los contendientes sino los tribunales que para eso fueron creados.

En una elección en la que candidatos al más alto cargo gubernamental en el estado desperdician la oportunidad de exhibir las virtudes de los políticos con nivel para debatir ideas confrontando alternativas para abonar votos al proceso, pareciera que la intención es exactamente al contrario y se deleitan con la decepción que producen sus expresiones.

A la denuncia del tricolor se unió la del sol azteca respecto de candidatos amenazados por quienes, dicen, están apoyando al albiazul, lo que produce un mayor enrarecimiento del proceso a menos de cuatro semanas se realizarse en Tamaulipas.

Si bien hacer públicas estas aparentes amenazas y probable involucramiento de algunos candidatos con delincuentes se identifican como advertencias y señales de peligrosos resultados, la pregunta es, por qué no fueron advertidos estos movimientos que al conocer detalles resultaba tan obvio reconocerlos. ¿Qué han estado haciendo nuestras autoridades?

La lejanía con dosis de indolencia que de pronto existe entre gobierno y gobernados, más aún en tiempos de veda que se convierten en una especie de tiempo de descanso para funcionarios, es probablemente factor para que este tipo de problemas crezcan.

Con la cloaca destapada lo interesante ahora será saber el destino que tendrán estas acusaciones así como los involucrados que pase lo que pase, con seguridad seguirán impresos en las boletas de la elección.

El otro tema es el esfuerzo que deberán hacer quienes pretendan hacer de este proceso un ejercicio con una participación generosa, algo que realmente abone a la disminución del abstencionismo. Me parece que es tarde.

Sus comentarios los recibo con gusto en mi dirección electrónica eduardo.arias@milenio.com y en Twitter @EduardoAriasTV

Hasta la próxima.