Espacios Ajenos

Los robocops

Desde el viernes y sábado se vivió una carrera desenfrenada en los estados por ver qué Congreso avala más rápido la Reforma Energética recientemente aprobada por el Legislativo federal y que abre las puertas de PEMEX a la iniciativa privada, fundamentalmente a los grandes consorcios petroleros internacionales, la mayoría estadounidenses.

Una vez que el Congreso de la Unión aprobó lo que aprobó, los congresos locales iniciaron con la competencia como si se tratara de agradar al rey o hasta a los dioses, no vaya a ser que se enojen. Además, claro, que como los congresos de los estados están plenamente ligados a los gobiernos locales, no es extraño que las entidades que tienen a personajes muy visibles que quieren ser los sucesores en la Silla presidencial hayan sido las primeras en avalar esta Reforma Energética.

Y es que apenas 24 horas después de que el Congreso de la Unión aprobó la reforma constitucional en materia energética, Chiapas, Querétaro, Veracruz, Estado de México, Baja California Sur, Durango e Hidalgo también avalaron fast-track este dictamen, como levantando la mano para que los vean y se enteren que son muy aplicaditos.

Estos estados, junto con Baja California, Durango, Sonora, Campeche, Jalisco y Puebla, montaron su sesión y algunos simularon una discusión rápida, otros de plano descaradamente votaron algo que ni conocían, total que el voto no era según sus convicciones, sino según lo que las dirigencias de sus partidos les ordenaron.

Claro está que estas sesiones extraordinarias se vivieron en medio de protestas por parte de integrantes de diversas organizaciones de la sociedad civil.

En unos estados se sabe que incluso la votación se llevó a cabo entre 2 y 5 minutos, lo que llama la atención, porque por muy elevada que sea su comprensión de lectura, es complicado que en ese tiempo hayan leído el documento final que enmarcó esta Reforma.

Es una vergüenza porque los legisladores, muchos de ellos, ni si quiera sabían lo que estaban votando, lo que además es una lástima si se toma en cuenta la cantidad de recursos públicos que se dedican a las campañas electorales, para la organización de las propias elecciones por parte del Instituto electoral, para que el que gane termine votando y aprobando leyes según le dicte su partido y no según su responsabilidad, su razonamiento o según el mandato de la ciudadanía, como se supone debería de ser en una democracia.

ROBOTS MANIPULADOS.

De más está decir que lo que la ciudadanía piensa, es lo que menos les importan, total ya votaron por ellos.

En la semana, generó polémica una entrevista que concedió el senador de Hidalgo David Penchyna al noticiario matutino de MVS, donde señalaba, entre otras cosas, que la Reforma Energética “no es un tema que se tenga que consultar con la ciudadanía porque aplazaría decisiones fundamentales para el país”, eso en todo caso aclara cosas para quien tiene duda.

Por lo pronto, y para que los diputados y todos nos vayamos enterando de lo que se aprobó, está la modificación a los artículos 25, 27 y 28, con 21 transitrios, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y para permitir que empresas privadas participen en el sector de los hidrocarburos y la electricidad.

Así, por ejemplo, dice parte del artículo 27 modificado: “Con el propósito de obtener ingresos para el Estado que contribuyan al desarrollo de largo plazo de la Nación, ésta llevará a cabo las actividades de exploración y extracción del petróleo y demás hidrocarburos mediante asignaciones a empresas productivas del Estado o a través de contratos con éstas o con particulares”.

Esta participación se puede llevar a cabo mediante contratos de servicios, de utilidad compartida, producción compartida o de licencia, entre otras modalidades.

Esta reforma, ha generado inconformidad, y junto con otras aprobadas previamente, como la Fiscal, la Laboral y la Educativa, podrían convertirse en un coctel molotov que pudiera estallar en cualquier momento; aunque también hay que reconocer la campaña que se echó a andar desde la presidencia de la República para hablar de las ‘bondades’ de todas éstas, con un mensaje fuerte que en ocasiones más bien parece tratar al interlocutor como un gran tonto.

RECUERDE

Para los trabajadores que en estos días recibirán su aguinaldo por parte de la empresa donde laboran no olviden planear bien sus gastos y no despilfarrarlo en artículos que no necesita y que no usará. 

@edithzcastillo