Espacios Ajenos

La moda de los encapsulamientos

Ahora que se han puesto muy de moda los encapsulamientos como táctica de control por parte del gobierno ante la protesta social, y no sólo del gobierno federal sino los de algunos estados donde con prisa se van perdiendo libertades ganadas hace años, también se hará de manera práctica por el fisco para obligar a los ciudadanos a pagar o pagar.

Con las recién aprobadas Reformas al Código Fiscal de la Federación,  el contribuyente estará más que supervisado y monitoreado por la autoridad para evitar que evada impuestos y si un peso gana, un peso debe declarar o de lo contrario estará en problemas.

Se han perdido derechos, como el secreto bancario, ahora todo aquél que tiene una cuenta con una entidad financiera debe estar dado de alta en el RFC (Registro Federal del Contribuyente) y contar con su clave, para que así los bancos puedan cruzar

Estas reformas, junto con la Ley de Aduanas, fueron aprobadas esta semana y en breve se espera que sean publicadas por el Ejecutivo en el Diario Oficial de la Federación para que entren en vigor de manera inmediata.

Se dice que estas medidas buscan terminar con la evasión fiscal de personas físicas y morales, incluso se ha dicho que por duras que parezcan son reglas que crearán una cultura de pago de contribuciones.

En una conferencia ante empresarios hidalguenses ofrecida por el fiscalista mexicano José Manuel Morita Cancino señaló que dichas reformas permitirán por ejemplo a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público conocer el salario de los trabajadores y los movimientos de las cuentas bancarias antes de que el propio contribuyente haga su declaración, por lo que incluso para el 2017 ya no serán necesarias las declaraciones informativas, pues el SAT ya tendrá toda la información.

Destacó que las propuestas de un IVA generalizado, en colegiaturas, chicles y alimento de mascotas, fue una simple “cortina de humo” para distraer la atención de lo medular, de lo que realmente tendrá un impacto en la economía y en el bolsillo de todos, que son estas reformas aprobadas al Código Fiscal.

Se trata, dijo, de medidas meramente recaudatorias con las que el gobierno espera un incremento, tan sólo en el 2014, del 1.4% en recaudación.

Asimismo, para el próximo año quedará eliminado el Régimen de Pequeños Contribuyentes (REPECOS), sino que habrá un solo régimen para darse de alta como empresa ante el SAT, por lo que se estima que con esto muchos contribuyentes se pasen a la informalidad.

“Todos los comprobantes, hasta los de nómina serán CFDI (comprobantes digitales), respecto a lo cual el SAT ya publicó los recibos de nómina. Todos los pagos, por cualquier concepto, incluso los recibos, se van a sustituir por esa figura”, destacó, esto para el cruce de información de empresas y personas físicas con actividad profesional.

Dicha medida aplica para personas físicas, empresas e instituciones públicas porque pretende saber cuánto gana el trabajador y no escapar de sus declaraciones, es decir quedar encapsulados y sin salida.

Y es que contribuir con los impuestos no es malo, todo lo contrario, de hecho es una de las maneras cómo el Estado se hace de recursos para programas sociales, obra pública, así como para brindar infraestructura y servicios básicos a la población donde haga falta; sin embargo el gran problema sigue siendo el manejo de los recursos públicos, la falta de transparencia, la enorme desigualdad social y que en México mantenemos una clase política muy cara y de pocos, muy pocos, resultados.

El problema es que algunos, los menos, mantenemos a muchos, que las grandes empresas evaden impuestos, y lo seguirán haciendo, con figuras como las fundaciones, sus labores de recaudación maquilladas de altruistas, o simplemente por ser los que financian campañas y cobran favores, mientras que las micro, pequeñas y medianas empresas desde que nacen siente la bota en el cuello, se asfixian por pagar tantas cosas y son condenadas a morir antes de los dos años de haber surgido. Del resto de los ciudadanos, los de a pie, ya ni hablamos, pues por más que hacen cuentas y hacen cuentas nada más no les alcanza para vivir.

RECUERDE

El Servicio de Administración Tributaria señala que una forma de regularizar la situación fiscal de los contribuyentes que estén atrasados en algunos pagos, es por medio de Acuerdos conclusivos, con los que se necesita la intermediación de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente.

@edithzcastillo