Espacios Ajenos

El aumentazo

Luego del anuncio oficial del aumento del 3.9% al salario mínimo que se hizo esta semana, es normal que no sepamos qué hacer para aprovecharlo al máximo. ¡Qué nervios!. Por ejemplo pensaba en comprar un par de kilos de arroz más al mes o invertirlo en algo mucho más valioso, porque los 2 pesos con 39 centavos más al día para los trabajadores de la zona B, donde se ubica Hidalgo, simplemente no podríamos desperdiciarlos.

De acuerdo a lo aprobado por la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos  (Conasami), que es quien se encarga de fijar los salarios mínimos legales, “procurando asegurar la congruencia entre lo que establece nuestra Constitución con las condiciones económicas y sociales del país, propiciando la equidad y la justicia entre los factores de la producción, en un contexto de respeto a la dignidad del trabajador y su familia”, dice la página oficial de la Presidencia de la República, para la zona geográfica A, el salario se fijó en 67.29 pesos, mientras que para la zona B se ubicó en 63.77 pesos diario.

De esta forma, un trabajador en la zona A, donde se ubican ciudades como el Distrito Federal, y el área metropolitana, Acapulco, Monterrey, Hermosillo y Reynosa, tendría a partir del 1 de enero del 2014 un sueldo mensual de 2,018 pesos. Para el área B, donde está Campeche, Chiapas, Michoacán, Querétaro, Quintana Roo, Coahuila y desde luego Hidalgo, el salario mínimo diario será de 1,913 pesos.

La propia Conasami explica de conformidad con lo establecido en el Artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo, el salario mínimo es la cantidad menor que debe recibir en efectivo el trabajador por los servicios prestados en una jornada de trabajo. Así que el salario mínimo deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos.

Desde luego que no dice ahí que con 1,913 pesos incentivan a ese jefe de familia a ser un erudito en las matemáticas y la administración. No podría haber una mayor motivación que administrar esa cantidad para comprar los alimentos, pagar los servicios como el agua, electricidad, gas, pasajes, pagar su vivienda –para quienes sacaron una casa por medio de un crédito-, comprar útiles escolares, medicamentos, sacar a los hijos a esparcirse, llevarlos al cine, a un concierto musical, en fin.

Aunque también hay que decirlo que mientras la mayoría anda en las fiestas de fin de año, los abrazos amorosos, los deseos de paz y prosperidad y una serie de sentimientos compasivos que nos dan por estos días, anuncios de aumento de salario de 2 pesos con 39 centavos, también se aprueba de un día para otro el aumento al pasaje, por lo que el aumento real por lo menos en la ciudad de Pachuca será de $1.39, y qué decir de la inflación que está por las nubes.

Cabe señalar que de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México el 58% de la población ocupada gana entre uno y tres salarios mínimos, es decir 28.7 millones de personas.

Y aunque usted seguramente no estará dentro de ese rango, no crea que esta noticia no le afecta, pues si bien en el salario no se verá reflejado el aumento, sí se verá reflejado por ejemplo en las deudas, pues el salario mínimo no sólo tiene impacto sobre los sueldos de los trabajadores, sino que también funciona como referencia para el cálculo de créditos hipotecarios, actualización de multas, indemnizaciones por fallecimiento y hasta el monto de tus deducciones personales.

Asimismo, el salario mínimo también es la unidad para calcular las multas impuestas por las autoridades. De ahí que deberán ajustarse desde las sanciones de tránsito hasta las impuestas por reguladores como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Se lo dije, sí le afecta.

RECUERDE

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) señala en su página que quienes estaban dados de alta en el Régimen de Pequeños Contribuyentes, que será eliminado este 31 de diciembre, deben de inscribirse de manera inmediata al Régimen de Incorporación Fiscal. Explica que las declaraciones seguirán siendo bimestrales, además de que pondrá una plataforma electrónica gratuita que servirá para el control de ingresos y gastos y para la facturación electrónica.

@edithzcastillo