5 Wolsey Road

Qué sigue para el futuro económico en México

Hoy en día es indispensable ofrecer condiciones políticas, económicas y sociales correctas a las empresas que buscan instalarse en nuestro estado.

El pasado martes 9 de Septiembre, fui invitado por un grupo de amigos directivos de la planta Gestamp, a la inauguración de su majestuosa planta 2 con sede al igual que la planta Uno, en nuestro estado. Esta firma ha invertido cerca de 120 millones de dólares, y ha consolidado 1300 empleos directos; Estas cifras fueron reveladas por el CEO de la empresa española. Esto es sólo un ejemplo de lo que ha significado, y al día de hoy significa, la industria automotriz para México y para Puebla. Como diputado, no solo fui testigo, sino actor, de lo, indispensable y necesario que es, ofrecer condiciones políticas, económicas y sociales correctas, además de confiables, a las empresas que buscan instalarse en nuestro estado. El año 2011 y 2012 fueron sin duda alguna, de vital importancia para el desarrollo económico de nuestro estado, el gobierno federal, estatal y el poder legislativo hicieron su parte, se logro, una articulación tan exitosa, que incluso fue tomada como ejemplo para otros estados de la república.

La inversión de Audi al igual que Gestamp representa desarrollo y calidad de vida para el estado, de entrada se establece que Audi generara 3 mil 800 empleos directos en su primera etapa, además de una inversión de mil 300 millones de dólares. Nuestro País ha dado un gran salto en la industria automotriz, tan sólo en el 2012 rompió la meta de producción anual, con 3 millones de vehículos, esta cifra nos convierte en el octavo productor a nivel mundial.

Las principales industrias automotrices, instaladas en nuestro país son: Nissan-Jatco, Honda, Mazda y Volkswagen. Ellas han marcado la pauta para que empresas solidas como Gestamp busquen instalarse en nuestro país y en este caso en nuestro estado. Estos grandes esfuerzos desde luego son positivos y dignos de aplaudir, pero, sin duda resultan insuficientes; lo peor que le puede pasar, a la agenda económica, de un estado es, confiarle el motor de la economía a un solo sector. Dicho de otra forma, la industria automotriz para México pero principalmente para Puebla ha sido empuje y consolidación del desarrollo económico del estado, ¿pero que sigue?

No podemos sólo quedarnos en la industria de la manufactura, textil o automotriz, es tiempo de impulsar el desarrollo de otra gran industria; La Industria Tecnológica. Esta industria se representa, sobre todo en las ramas energética, minera, de la biotecnología, nanotecnología; e incluso ésta  representa a los sectores aeronáutico, eléctrico, de la computación, de los sistemas, y de la mecatrónica.

Incluso en nuestros días, la manufactura automotriz y de los bienes de consumo, se ve envuelta por la industria tecnológica, haciendo más eficiente sus procesos, alcanzando mejor calidad, además de lograr mejorar los tiempos de entrega.

Según datos de la Secretaria de Economía la industria de alta tecnología ha tenido un crecimiento del 11 por ciento y se espera el mismo crecimiento para el próximo año.

Tenemos un ejemplo muy claro de lo que representa implementar, de manera exitosa, la industria de la tecnología en un país; según un reportaje realizado por Alan McGlade para la revista Forbes, Corea del Sur, que territorialmente, es más pequeño que el estado de Nueva York y que carece de recursos naturales, que no es rico en petróleo y que además es muy limitado en agricultura, ha logrado un economía de peso pesado, gracias a la industria tecnológica, siendo líder mundial tanto en la producción, como en el consumo; tan solo Samsung ha transformado la agenda global, del negocio electrónico.

Otros ejemplo claro es Israel donde se han establecido empresas como Apple, Facebook y Google; en Finlandia acaba de aterrizar Angry Birds y en Suiza ya se está tocando Spotify.

Es por ello que mi planteamiento, a través de estas líneas, es la de, generar las condiciones políticas, económicas y sociales a las empresas de la industria tecnológica en nuestro estado, y seguir fortaleciendo las agendas en nuestro país; un ejemplo es, Bombardier en Querétaro. En nuestro país hay 38 clústeres y estos son la asociación de varias empresas privadas, instituciones de gobierno y academia que tienen como objetivo impulsar el desarrollo de cierta industria al llegar a acuerdos, en este caso, la de Tecnologías, la de la Información y Comunicaciones. Lo único que falta es que empiecen a diseñar e implementar agendas de trabajo para que las industrias se establezcan en nuestro país y en nuestro estado, hay herramientas para hacerlo, sólo hay que hacerlo.