Intimidades Colectivas

El viejo año nuevo 2015

Las predicciones, las tendencias, “lo que va a ocurrir” no es asunto que cuaje en bolas de cristal. Predecir, dice la RAE puede hacerse por revelación (práctica poco común a partir de la era moderna en occidente); ciencia (la “revelación” con mejor fama desde la era moderna en occidente); conjetura (sumar pasados para obtener como resultado un supuesto futuro). Las tendencias son olas en costas conocidas, ninguna es nueva y ninguna llega a playas vírgenes. Así, todo año nuevo nace con canas. Desde luego es más agradable figurarnos un año nuevo como si en verdad tuviera novedad. Como si fuera cuaderno de inicio de cursos: blanco, inmaculado, ávido de ser tatuado de novedades. Pensar el año nuevo así es, sin embargo, tiempo-ficción. Ficciones que nos ayudan a festejar y a abrazarnos y eso ya es bastante.Pero la realidad hace que la ensoñación encalle. Lo cierto es que la diferencia entre el 31 de diciembre de cada año y el 1 de enero del año siguiente es muy semejante a la que se da entre el 30 y 31 de diciembre. La continuidad es la mayor ruptura que nos hemos inventado como culturas, pese a que la ruptura nos es harto necesaria. Dicho lo anterior, predecir tendencias para 2015 es un buen ejercicio en la medida en que somos proclives a la estabilidad como condición necesaria de toda novedad. Por ejemplo podríamos predecir que en 2015 en México la movilización y agenda ciudadana marcará las notas de las elecciones de julio más allá del mundo paralelo que trate de imponer la agenda de los partidos políticos. Por tanto, los discursos partidistas tenderán a “ciudadanizarse”. Esta conjetura no es más que suma de obviedades…pasadas, y sin embargo son el futuro que veremos en México en el próximo proceso electoral.Lo que sí me parecería realmente interesante de las novedades del  viejo año 2015 es entrever lo nuevo, no la suma de lo viejo. El primero de enero de 2014 nadie predijo que México estaría en tuiter (boca) de todo mundo con un hashtag y movilización inéditas. Es decir, lo que marcó el 2014 político de nuestro país no fue visto por ninguna luminaria nacional ni sus derivadas de doctorado. Luego ya todo consistió en surfear.Pero el olvido, la ruptura y lo nuevo son deportes extremos que la sociedad civilizada no se permite sin antes fuertes pugnas. Así que todavía tenemos un par de semanas para leer, escribir y conversar acerca de los 5 temas que marcarán la política en México en 2015; los 3 destinos turísticos para este año y los 7 autos que serán la envidia de todos de aquí a agosto que dura este año en ese mercado. Acerca de lo verdaderamente nuevo del 2015 escribiremos en 2016. ¡Feliz 2015! 


twitter.com/letrasalaire