Intimidades Colectivas

Se fue el golfista más grande: Mohammad Alí

De niño me intrigaba por qué, con mucha seguridad, mi padre afirmaba que el boxeador más grande de la historia había sido Classius Clay y en otras ocasiones aseguraba que Mohammad Alí. A la distancia la recuerdo como una confusión que me causaba dolor no poder descifrar.

Pero en cuanto accedí a la emancipación que genera saber leer, tuve ante mí, por fin, la explicación que necesitaba. Se trataba de dos nombres, el primero de un esclavo, según diría años después el segundo, autodefinido libre y el más grande: Mohammad Alí.

De los atletas en la cumbre del panteón que tengo para mí en lo deportivo, dos los tengo allí no solamente por su genio atlético sino por sus procesos, digamos, espirituales, ambos convertidos al Islam. Uno, el mencionado Clay (Alí) y el otro F.Lewis Alcindor ( Kareem Abdul-Jabbar).

(Por cierto, bellísima la carta que publicó la leyenda de los Lakers ante el fallecimiento de su amigo y que pueden leer en las redes sociales del rival de Bruce Lee en Game of Death).

Uno de las principales habilidades de todo entrenador deportivo, pero también en líderes de empresa y en toda actividad donde sea fundamental animar la actitud de las personas y los equipos, es la capacidad de motivar, de programar para el triunfo y el logro de objetivos.

Pues bien, difícilmente puede haber un proceso de motivación en la que no se haya usado alguna de las legendarias frases de Mohammad Alí. Frases que, ante su fallecimiento, quedan como legado para seguir inspirando a quienes buscan ir más allá de lo más alto en sus carreras.

Recordemos aquí un par: " Odié cada minuto de entrenamiento, pero no paraba de repetirme: no renuncies, sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón".

O aquella otra: “Imposible no es un hecho. Es una opinión. Imposible no es una declaración. Es un desafío. Imposible es potencial. Imposible es temporal. Nada es imposible".

Cierro con la que utilicé para titular este texto: " Al golf también soy el mejor. El problema es que todavía no he jugado".

Descansa ya el más grande.


twitter.com/letrasalaire