Intimidades Colectivas

Riquelme y la versión Torreón de “Una nueva forma de gobernar”

Miguel Riquelme asumirá (legalmente) la presidencia municipal de Torreón en unas horas. Llega con el voto de 2 de cada 10 torreonenses del listado nominal y pese a que, en tanto partidos, el PAN obtuvo más votos que el PRI. Flaca legitimidad.
Consciente de ello, estos seis meses de interregno lo dedicó a tejer confianza con sectores de la sociedad civil agremiada. Ganar el beneficio de la duda para la versión Torreón de la coahuilense “nueva forma de gobernar”.
El platonismo en la opinión publicada se plantea para estos casos la pregunta acerca de lo que hará el nuevo alcalde. Sin embargo son más adecuadas otras del tipo cuál es la mejor ciudad que podemos tener en un lapso de tiempo y qué debe hacerse para conseguirlo. De ese modo la ciudad hace aliado al nuevo alcalde y no el alcalde hace a la ciudad rehén de su proyecto.
Aunque apunta el dicho que más vale trote que dure y no carrera que canse, en los próximos seis meses- hay elecciones a medio año- veremos mucho trabajo en alumbrado, recarpeteo, limpieza, puesta en marcha de obras de vialidad (algunas iniciadas hace un par de semanas), conformación de consejos, relanzamiento de proyectos y una campaña mediática que hagan sentir “ la nueva forma de gobernar” Torreón, con un equipo integrado por refuerzos y con la base del anterior gobierno (algo así como el América convertido en Selección con los refuerzos del Santos y el León-recuérdese quién metió los goles).
Algunos retos en los que deberá asignar recursos de gobierno los visualizo entre otros  ejes en: 1) Integración urbana (v.gr. la decadencia en un sector no está desligada de la especulación y bonanza en otros); 2) Logística integral (v.gr. Torreón y la ZML cuando han sido -y solo podrán ser fuertes otra vez-debido a su atractiva logística); 3) Cohesión social (superar la perversión iatrogénica del esquema actual de prevención social); 4) Actualización reglamentaria ( más del 50 por ciento de los reglamentos lo requiere); Seguridad ciudadana ( atención primordial a la incidencia delictiva común); 5) Movilidad sustentable ( que integre todas las formas de manera eficiente con el entorno ambiental y económico); 6) Servicios públicos competitivos en cobertura y calidad ( impacto directo en la percepción que se tiene del gobernante, por cierto); 7) SIMAS competitivo ( finanzas saneadas, cobertura con presión adecuada y calidad en el agua); 8) Gobierno abierto (integración de procesos  gubernamentales en línea, rendición de cuentas, retroalimentación inmediata con el ciudadano).    
Nuevo alcalde, viejos problemas, recursos escasos. Pero es el momento de Torreón y del trabajo colectivo.


twitter.com/letrasalaire