Intimidades Colectivas

México: desigualdad y (no) prevención del delito

La semana pasada pudimos leer dos estudios cuyas conclusiones confirman lo que la observación permite intuir: la desigualdad en México no sólo ha crecido sino que se ha convertido en un factor que inhibe el desarrollo y desnutre al mercado interno y, por otra parte, que la oficialmente llamada prevención del delito, en tanto política gubernamental, no está afincada ni teórica ni empíricamente en pruebas de éxito y sí, por el contrario, ha ampliado renglones presupuestales discrecionales.

Oxfam (organización global  que busca la erradicación de la pobreza) encargó a Gerardo Esquivel Hernández, economista e investigador nivel III del SNI, la realización de un estudio que diera cuenta de la desigualdad en México.

Considerando las restricciones estadísticas, Esquivel entregó un documento que merecería mucho espacio para el comentario y aún más para la acción social; dada la limitación de una columna periodística anotemos los siguientes resultados:Al 1 por ciento más rico en México le corresponde el 21% de los ingresos totales; mientras que el 10% más rico concentra el 64.4% de los ingresos totales.

En México la cantidad de millonarios creció en 32% entre 2007 y 2012, pero en el resto del mundo disminuyó en 0.3%.

Esta desigualdad en ingresos acentúa la exclusión (marcadamente en la población indígena); la disparidad entre educación pública y la privada y la violencia.

El estudio puede leerse en www.cambialasreglas.orgPor su parte, México Evalúa, con el apoyo económico de la Unión Europea, presentó su estudio acerca de la prevención del delito en México una vez que analizaron más de 5,500 acciones de “prevención emprendidas por los gobiernos…en el marco del Pronapred”.

Encontraron, entre muchas otras más: falta de transparencia en selección de polígonos y metodología; diagnósticos subutilizados; una distribución del presupuesto que no privilegia acciones que han demostrado potencial preventivo.

Puede leerse el estudio en www.mexicoevalua.orgLa política pública en México no ha privilegiado la relación de ambos factores. Se tratan como temas aislados. Es claro que, como señala uno de los estudios, las reglas del juego deben cambiar. 


twitter.com/letrasalaire