Intimidades Colectivas

Líder chiquito, propagandista grande

En diversas charlas con académicos y periodistas locales ha sido recurrente el tema de los cenceños resultados recientes en la región y en especial en Torreón. Inevitable comparar no sólo con ciudades del Bajío o aludir a listados de competitividad, clima de negocios, delincuencia, inversiones sino con el propio pasado torreonense. El corolario de las conversaciones lleva a preguntarse por los liderazgos políticos locales. Habría que tomar como referencia uno de estos liderazgos para comprender el “momento” de los liderazgos en Torreón. El liderazgo político más importante en el municipio es, por definición, el de la alcaldía.¿Cómo evaluar el desempeño de un alcalde?, ¿a la luz de las necesidades actuales y de mediano plazo del municipio?, ¿en función de sus declaraciones y la propaganda? Creo que coincidimos: habría que evaluar en función de los retos de la colectividad. Ejemplifiquemos con tres rubros.Centro Histórico: El despacho regiomontano que realizó los trabajos para la conformación de un plan metropolitano de desarrollo, trató de explicar recientemente por qué la relevancia comercial del Centro ha menguado. La respuesta de la alcaldía fue: 20 millones de pesos para reactivar esa zona. Es decir, ¡con menos del 10 por ciento de lo invertido en la Presidencia Municipal y Plaza Mayor! ¡El solo Teatro Nazas implicó una coinversión público- privada casi cuatro veces mayor!, respuesta del líder municipal chiquita en el hacer, pensar e imaginar.Seguridad: Ante los delitos de alto impacto en la región, la respuesta de la alcaldía es ufanarse de la caída en homicidio doloso (una de las variables menos dependientes del actuar policial municipal- v.gr. lo sucedido en las dos últimas semanas) y afirmar que la ola de inseguridad ya pasó. Los indicadores dicen lo contrario y hasta el propio Secretario de Gobernación le corrige la plana. Respuesta del líder municipal chiquita en el hacer, pensar e imaginar.Vialidades: La degradación física de una gran parte del pavimento se atiende con bacheo como gran respuesta del gobierno local. La degradación permanece, basta ir más allá de Diagonal Reforma para constatarlo. Respuesta del líder municipal chiquita en el hacer, pensar e imaginar.Una alcaldía cuya acción es tapar baches en todos los rubros de gobierno refleja un liderazgo chiquito en el hacer, pensar e imaginar y concibe un Torreón chiquito, aunque la propaganda sea grande.Algunos dirán “al menos ya bacheó”, mediocre justificación para una ciudad que se ufana de un pasado de grandes esfuerzos y grandes resultados. 



twitter.com/letrasalaire