Intimidades Colectivas

CCIL: Ciudadanos con propuesta

La semana pasada presentó el informe anual de su Medición de Incidencia Delictiva en La Laguna (MIDLAG) el Consejo Cívico de las Instituciones de La Laguna (CCIL). Más allá de los resultados  difundidos gracias a una amplia cobertura mediática hay un aspecto del informe al que me parece importante prestar mayor atención. Se trata de su apartado de sugerencias a la autoridad en esta tarea de devolverle a la región la tranquilidad que le caracterizaba, obligación de los gobiernos dicho sea de paso.
 Cuando a la autoridad gubernamental le resulta incómoda la organización ciudadana suele señalar la ausencia de propuesta como carencia fundamental en las organizaciones y, por tanto, restarle valor al actuar ciudadano. Si bien hay organizaciones propensas solo al aspecto del señalamiento (a veces con fundamento y en otras sin más argumento que la preocupación) hay un puñado de valiosas organizaciones ciudadanas cuyo activismo está siempre acompañado de diagnóstico y propuesta.El CCIL es una de estas últimas. Parte consustancial de su trabajo es la propuesta.La presentación del informe 2012 estuvo acompañada de sugerencias a la autoridad para mejorar el actuar en aras de la seguridad de todos. En resumen, las sugerencias en 2012 a la autoridad fueron: a) Medir  la incidencia delictiva con transparencia, b) coordinación eficaz, c) Establecer programas de prevención social de la violencia y, d) Que la calidad de su comunicación impactara en la confianza ciudadana. Actualmente la medición de la autoridad ha mejorado gracias al trabajo del CCIL y la prevención social de la violencia ocupa una tarea central en la política pública.
 En el informe 2013, también hay sugerencia y propuesta, además de medición y señalamiento. Entre las propuestas del actual informe destaco una que me parece importante porque tarde o temprano será considera por las autoridades si es que van en serio en las acciones que están emprendiendo. Es la recomendación cuatro en el informe: “En cuanto a las acciones de Prevención Social de la Violencia recomendamos que estén alineadas a metas, objetivos y resultados medibles. A la fecha las acciones emprendidas parten de supuestos heurísticos sin haber sido planteados en función de resultados a obtener. Recomendamos que las acciones, proyectos y programas de prevención reciban recursos de acuerdo a criterios transparentes y a metas medibles.”
 No podrá determinarse el éxito de una política si no hay objetivos y metas medibles en su aplicación. Ante la ausencia de estos, solo habrá propaganda.


twitter.com/letrasalair