Esto si es música

Sgt. Pepper es una porquería

Esta frase la pronunció Keith Richards, el afamado guitarrista de los Rolling Stones; claro que acapara titulares… incluso la atención de usted, estimado lector.

Sin embargo, siendo muy fríos, no es la primera ocasión que Richards hace esto: en alguna ocasión dijo que había aspirado las cenizas de su padre, o que Mick Jagger era “su mujer”. En el concierto filmado “Shine a Light” de Martin Scorsese, después del discurso que hizo Bill Clinton de agradecimiento a los Stones por apoyar su fundación, Richards dijo a la cámara: “Clinton, I’m bushed, hahaha”, en plena referencia al entonces presidente norteamericano George Walker Bush.

Lo cierto es que Richards acapara los reflectores porque está promoviendo su álbum como solista “Crosseyed Heart”, el más reciente en dos décadas. La verdad, Richards tiene mejor voz que Jagger, tal como la tenía Manzarek sobre Morrison en Los Doors, mas el liderazgo de Jagger y Morrison es incuestionable.

Ahora, con respecto a la Banda del Club de los Corazones Rotos del Sargento Pimienta… Muchos lo consideran la obra maestra de Los Beatles –un servidor coincide con VH1 al decir que “Revólver” es su trabajo cumbre- pero olvidan que, sin “Pet Sounds” de The Beach Boys, el Sgt. Pepper nunca habría existido.

Sir Paul McCartney no tiene empacho en afirmar que “God Only Knows” es la mejor canción de amor jamás escrita, por la manera en que los Wilson jugaron con armonías musicales, una letra donde se incluye al Supremo Creador en el título –algo no visto en su época- y la voz del hermano menor al frente.

McCartney quedó deslumbrado ante ese trabajo de 1966, por lo que de inmediato comenzó a imaginar qué pasaría si, en vez de Los Beatles, un personaje llamado Billy Shears liderara la banda. El resto es historia…