Esto si es música

Les Paul y Jon Lord: la guitarra eléctrica y Deep Purple

Un día como hoy, de 1915 y 1941 respectivamente, nacieron sendas leyendas de la música contemporánea, que revolucionaron su sonido desde sus respectivas trincheras: Lester Williams Polsfuss y John Douglas Lord.Del primero puede decirse que fue un guitarrista de jazz, country y blues, compositor e inventor.

Fue uno de los pioneros de la guitarra eléctrica, lo cual hizo posible el sonido del Rock And Roll. No solo inventó la guitarra que lleva su nombre, sino que inició las técnicas de grabación de sonido sobre sonido, efectos de retraso y grabaciones multitrack. 

Junto con su esposa Mary Ford, grabó discos millonarios en la década de los años 50; una pequeña muestra es su versión de “Jingle Bells”, cuyo sonido de guitarra no se parece en nada a lo que anteriormente se conoció.Paul es de los pocos artistas que tiene su exhibición propia en el Salón de la Fama del Rock And Roll; junto con Sam Phillips (dueño de Sun Records) y Alan Freed (el disc jockey que creó el nombre de Rock And Roll), es considerado un arquitecto y un inducido clave en el recinto.Cabe destacar que Paul es el único incluido en dos salones de la Fama, tanto el de Rock And Roll como el de Inventores Norteamericanos; además, entre sus alumnos figura Steve Miller, nada menos que el líder de la banda del mismo nombre.

Entre sus sencillos figuran “It’s Been a Long Long Time” con Bing Crosby, “How High The Moon”, “Vaya con Dios”, y “Nuevo Laredo”.Por lo que respecta al compositor, pianista y organista Hammond inglés, pionero por fusionar el rock con los formatos clásico y barroco, en 1968 cofundó Deep Purple, una banda de hard rock que lideró hasta 1970; desde entonces fue, junto con el baterista Ian Paice, el único miembro de la banda original durante el periodo 1968-1976, así como durante el regreso de la banda en 1984 hasta el retiro de Lord en 2002.

El 15 de julio de 2011 recibió un doctorado honorario de música por la Universidad de Leicester.Su liderazgo en Deep Purple no logró éxito en ventas sino hasta el álbum “Concierto para Grupo y Orquesta” de 1970. En él dio la libertad al guitarrista Ritchie Blackmore de ejecutar su instrumento tanto en vivo como en el disco.

Se grabó en vivo en el Royal Albert Hall el 24 de septiembre de 1969, con la voz de Ian Gillan y el bajista Roger Glover. Este trabajo inspiraría décadas más tarde a Metallica para hacer lo propio con la Sinfónica de San Francisco en el álbum “S&M” de 1999.

A celebrar, donde quiera que Paul y Lord estén.