Esto si es música

Bonzo y su batería inmortal…

Un 31 de mayo, de 1948, nació John Henry Bonham, conocido como Bonzo, La Bestia. En 2011 la revista Rolling Stone lo calificó como “el mejor baterista de todos los tiempos”.

Desde los cinco años de edad tocaba con ollas, platos y tazas para imitar a sus ídolos Gene Krupa, Max Roach y Buddy Rich. A los 15 tuvo su primer set Premier Percussion, mas nunca fue a la escuela de música.

Hasta 1964 se dedicó 100 por ciento a su arte y pasó por varias bandas, hasta llegar a Crawling King Snakes, con el vocalista Robert Plant, luego en Band of Joy.

Por su parte, el guitarrista Jimmy Page estaba saliendo de The Yardbirds y reclutó a Plant para su nueva banda aún sin nombre; Plant sugirió a Bonham como baterista. No aceptó de inmediato. Fueron necesarios ocho telegramas de Plant y 40 de su futuro mánager Peter Grant, mientras Bonham se decidía entre la banda de Joe Cocker o la de Chris Farlowe. El resto ya lo conocemos

¿Cómo obtuvo el sonido característico de Led Zeppelin? Gracias a Carmine Appice, baterista de Vanilla Fudge, quien le presentó un set de tambores Ludwig, los cuales usó por el resto de su vida, así como las baquetas más largas posibles, que Bonham llamaba “árboles”.

Entre las piezas donde su trabajo se distingue más son “Immigrant Song”, “When the Levee Breaks”, “Kashmir”, “The Ocean”, “Achilles Last Stand”, “Misty Mountain Hop” y “No Quarter”. “Moby Dick”, que en vivo llegó a durar hasta 30 minutos, se cuece aparte.

El 24 de septiembre de 1980, preparándose para una gira por Norteamérica con inicio en Montreal, desayunó cuatro vodkas cuádruples, ensayó, regresó a su cuarto y tomó hasta completar casi litro y medio de vodka.Bonzo murió, mas su hijo Jason continúa el legado.