Expresiones UDLAP

Participación de jóvenes en elecciones

La labor como consejera electoral en el Instituto Electoral del Estado me ha dado la responsabilidad de promover la educación cívica y la cultura política en los ciudadanos poblanos. El reto principal de esta tarea ha sido el involucrar a los jóvenes en la participación en las elecciones. Las cohortes de edad con mayor representación en el listado nominal de electores en el caso de Puebla es de 4’066, 805 ciudadanos, donde 33 por ciento oscila entre 18 y 35 años de edad. Un dato relevante es que de los participantes 157,757 son jóvenes de 18 a 19 años y 560,86820 de 20 a 24 años. Como podemos darnos cuenta, la población en estos rangos de edad es muy importante para los resultados de las votaciones, ya que nos dan un porcentaje de 17.67 por ciento del padrón.
Es relevante recalcar que durante las elecciones de 2013 la participación fue extraordinaria; de las 6,919 casillas aprobadas para todo el territorio poblano se instaló el 99.8 por ciento, equivalente a 6,912. El procedimiento de capacitación es complejo. Primero se lleva a cabo el procedimiento de insaculación, que es un sorteo de ciudadanos inscritos en el padrón electoral; en una primera etapa se capacitó a más de 200,000 ciudadanos; en una segunda se requería a 48,433 ciudadanos, los cuales fueron preparados por aproximadamente por 1500 funcionarios.
En los datos estadísticos por género y edad de los funcionarios de las mesas directivas de casilla —que se componen por un presidente, un secretario y dos escrutadores como propietarios, así como tres suplentes generales— es muy relevante la participación de los jóvenes en los 26 distritos electorales.  En el rango de edad de 18 a 25 años se capacitó a 14,750 jóvenes, siendo del total 31 por ciento; en el rango de 26 a 35 años fueron capacitados 12, 221 ciudadanos, cuyo porcentaje es el 25 por ciento; si sumamos los porcentajes tenemos el 56 por ciento de jóvenes entre 18 y 35 años. La mayor participación de los jóvenes capacitados de 18 a 25 años fue en el Distrito de Tehuacán norte, equivalente a 36 por ciento; la menor fue de 26 por ciento en el Distrito 13 de Puebla de Zaragoza.
Las estadísticas de las elecciones 2013, nos muestran cómo la participación de la población joven cada vez es mayor y esto es un reflejo que el proceso educativo como formación de ciudadanos conscientes, participativos y críticos está mostrando resultados. Aunque también nos hace reflexionar que el trabajo con los jóvenes es crucial para consolidar las decisiones democráticas y el fortalecimiento de la participación ciudadana como un motor de desarrollo de nuestro estado.