De candidatos y algo más

Después de la resaca política, que han tenido a bien darnos todos los partidos, ¿Cómo se sienten? Y es que con la presentación de sus candidatos, a los diferentes puestos de elección que próximamente estarán disputándose, parece que la excepción se volvió la regla, ¿no creen?

Antes, muy “disimuladamente”, asignaban las candidaturas a los compadres, a los amigos de los compadres, o simple y sencillamente eran el pago de favores (por haber sido fieles, siempre haber cooperado, o para que no dieran lata; las razones sobran ) sin importar el perfil político y/o experiencia laboral en la administración pública, lo único que contaba era ser de ese selecto grupo ya mencionado, y el grueso de las candidaturas se hacía vía elección; pero este año todos los partidos hicieron de esta excepción, la regla, convirtiendo su pasarela de candidatos al cargo que usted guste, en algo de muy mal gusto, y por desgracia con perfiles que dejan aún mucho más que desear, y es que vemos desde actrices (con múltiples premios de TvyNovelas y una amplia trayectoria en el cine, teatro y Televisa), los pagos de favores por haber apoyado al candidato que se designó, hasta los ya muy reciclados personajes que son cotidianos en la vida política nacional y estatal; con pocos hombres y mujeres que nos resultan nuevos y con perfiles interesantes.

Hace algunos días fuimos sorprendidos con la declaración de González Iñárritu en los premios Oscar, donde declaraba al recibir su premio, y cito textualmente un fragmento que me impactó: “Ruego para que podamos encontrar y construir el gobierno que nos merecemos”, bueno éste es nuestro año, nosotros los electores podemos realmente encontrar y construir el gobierno que queremos, exigiendo a los partidos y sus candidatos electos, campañas de propuestas, que nos digan qué van hacer, cómo lo van hacer y en cuánto tiempo, además de cuánto de NUESTRO dinero van a disponer para lograrlo, siendo críticos y analíticos de las propuestas que nos proponen y además darles el seguimiento puntual a sus acciones, porque les pagamos bastante como para que no hagan lo mejor posible en su trabajo.

Basta ya de comerciales donde nos hablan de los logros que han tenido en los últimos años, les recuerdo que si se han consolidado ya sea para bien o para mal de la ciudadanía, es porque ha habido un consenso entre todos los partidos para lograrlo. Por qué nadie se adjudica el recorte presupuestal que estamos viviendo, por qué nadie se adjudica la inseguridad con la que vivimos día con día, por qué nadie se adjudica el fracaso de los programas sociales, que mas bien se han convertido en captación de votos, controlando y manteniendo “contentos” a los sectores más vulnerables de la sociedad, porque lejos de ayudarlos, los siguen manteniendo en la misma situación.

Y hablando de recortes, lo único que queda claro es que la persona encargada de hacer el presupuesto, nunca ha tenido a cargo el suyo… porque si así fuera sabría que es más importante mantener ciertos rubros o en su caso evitar tocarlos lo menos posible. Todos los que en algún momento hemos tenido a nuestro cargo administrar nuestro dinero, lo primero que hacemos es hacer una lista y priorizar necesidades, ejemplo: comida, salud, escuela, casa y gustos… hay que garantizar la comida de la familia, dejar un presupuesto por si alguno enferma o bien  si ya hay alguien con alguna enfermedad, dejar el apartado para la compra de su tratamiento y terapias, apartar para la escuela, pagar deudas (de casa, banco, servicios básicos) y si queda algo de la quincena, es para algún gustito. Pero no, el encargado del presupuesto y los que lo hayan aprobado, creen que es más importante mantener los gustos, y recortar las demás prioridades…

Como todos tengo mi corazón y late por ciertas personas, pero además porque también creo que sus perfiles y propuestas son buenas y han demostrado que pueden con el paquete, estoy ansiosa por leer su plan de trabajo, porque confío en que no me decepcionarán; pero los invito a todos los electores, a que exijamos campañas de altura, con propuestas creíbles, reales y posibles, con fechas de inicio y fin; en pocas palabras con un plan de trabajo para el cargo que están pidiendo ser electos. Insisto seamos críticos y analíticos, desde el perfil hasta su plan de trabajo propuesto, sin pasar por alto su comportamiento, porque si ahorita que solo son candidatos, son algo creídos… por decir algo, imagínense cuando ya tengan el cargo.

Encontrar y construir el gobierno que nos merecemos es tarea de todos, así que empecemos a trabajar por el cambio que necesitamos; en nuestro hogar, comunidad, municipio, estado y país; todos estamos interconectados y lo que hacemos o dejamos de hacer, nos impacta a todos, de ahí la importancia de participar exigiendo lo que nos merecemos, desde buenas campañas electorales por parte de los partidos y sus candidatos (todavía los candidatos tienen la oportunidad de redimirse, si se ponen la pilas y estudian el puesto para el que están candidateándose, lo que pueden y no hacer, y priorizando las necesidades de la ciudadanía), así como las acciones que tienen una vez ya en el cargo.

Es el momento de demandarle a quien está en el poder de si nos está cumpliendo o no, al momento de ejercer nuestro voto y exigir que cumpla con su deber.