Equilibrio y tiempo

En estos tiempos modernos, hay días que pareciera complicado cumplir con todos los compromisos que tenemos. ¿No les ha pasado? Levantarse, arreglarse, arreglar y llevar a los hijos, acudir a reuniones de trabajo y hacer presentaciones, llegar a casa a hacer tarea, y además, prepararse para recibir invitados a cenar… eso por citar alguna ocasión. Pero sé que recordaron algo similar.

El punto al que deseo llegar, es que, resulta difícil pensar y hacer algo extra, por eso cuando nos dicen: hagan ejercicio o relájese, nos preguntamos: ¿qué?, ¿cuándo?, ¿cómo?; y nos dejan pensando y preocupándonos momentáneamente, hasta que la rutina nos envuelve.

Pero no es, hasta que sufrimos una llamada de atención fuerte, cuando por fin nos decidimos a hacer cambios o en muchas ocasiones, terminamos más obligados por nuestra familia y médico, que por convicción propia.

Lo que nos lleva a preguntarnos, ¿cómo lograr el equilibrio en nuestra vida?

Aquí algunas recomendaciones:

1.- Conozcamos nuestras áreas de oportunidad: a lo que me refiero es, hagamos conciencia de lo que queremos mejorar en nuestra vida (activarnos físicamente, convivir con la familia, cursar una maestría, etc.)

2.- Priorizar nuestras áreas de oportunidad: ¿cuál es la que consideramos?, ¿qué necesitamos más?, y también ¿con cuál podemos empezar?

3.- Definir nuestra área de oportunidad que hemos decidido trabajar: la cual, debe incluir cuándo empieza y cuánto tiempo le vamos a dedicar, agregando metas a corto y mediano plazo, además de ponerlo por escrito donde los podamos ver a diario.

Ejemplo: si mi área de oportunidad es activarme físicamente, hay que definir qué me gusta hacer y si tengo la posibilidad de hacerlo, cuándo y cuánto tiempo estoy dispuesto a hacerlo, además de definir mis metas a corto y mediano plazo. “Me gusta hacer bicicleta fija y tengo la bicicleta en mi casa, como trabajo de 7:00 a 18:00 hrs, se me facilita hacerlo por la tarde, después de las 18:00 hrs, mi meta inicial es hacer dos veces por semana 30 min de bicicleta fija por dos meses, para después hacer este mismo ejercicio cuatro veces por semana, 30 min”, mi meta inicia el lunes 29 de septiembre del 2014 a las 18:30 hrs.

Esto lo podemos hacer, con cualquier área que decidamos mejorar (descanso, convivencia familiar, estudiar una maestría, nuestro estado de salud). Lo importante es que lo definamos y le dediquemos tiempo.

Para lograr el tan ansiado equilibrio en nuestra vida, requiere que tengamos conciencia de nuestras necesidades y nos organicemos, para conseguir mejorar nuestras áreas de oportunidad.

El equilibrio de los diferentes aspectos de nuestra vida depende, de que nos demos TIEMPO para cada aspecto, lo que implica que hay que tener una buena administración de nuestro TIEMPO para que sea nuestro aliado y no nuestro enemigo.

No hay mejor momento, para trabajar por el equilibrio en nuestras vidas que, HOY.