Crónica de Torreón

2014: De hechos y misterios

El primer misterio de 2014, insuficientemente explicado: el 8 de enero, la aparición de  unas misteriosas figuras en un campo de avena ubicado en los poblados de “Albia” y “Hormiguero”, muy cerca del Territorio Santos Modelo (TSM). Algunos habitantes manifestaron no haber sido ésta la primera vez, y haber visto “luces extrañas” sobre los campos la noche anterior. Para algunos agrónomos expertos, se trataría de la acción conjunta de viento y lluvia. Pero sería muy raro que los agricultores propietarios de esos campos labrados cotidianamente por generaciones, no conocieran el fenómeno referido por los agrónomos, el “acame”. Y para incrementar los misterios de enero, el día 13 los habitantes de Saltillo vieron descender desde muy alto del cielo una enorme bola de humo “del tamaño de un helicóptero”, y caer a tierra en perfecto silencio, sin hacer explosión ni ruido alguno.  El impacto habría ocurrido tras el cerro de la colonia “Saltillo 2000”. El hecho quedó sin explicación. Otro fenómeno que se trató de minimizar, fue la verdadera magnitud de los casos de influenza y de sus víctimas mortales en Torreón. La información en los partes oficiales hablaba de pocos casos, sin dar nombres ni apellidos. Pero la población se dio cuenta de los alcances de la epidemia por el número de enfermos y de bajas que conocían personalmente o por terceras personas. De ahí que hubo pánico y una enorme demanda de vacunas.  Como un hecho, y no un misterio, refiero que el 12 de febrero, en el salón “B” del Hotel Fiesta Inn de esta ciudad de Torreón, y por gestión que me fue encomendada desde Saltillo, se reunió la Comisión de Ciudades Heroicas de la Asociación Nacional de Cronistas de Ciudades Mexicanas (ANACCIM). El objetivo de la reunión fue el nombramiento de San Pedro y de Paredón, Coahuila, como Ciudad Histórica aquélla, y Sitio Histórico éste, en el marco del centenario de las batallas revolucionarias de 1914. La Comisión de Ciudades Heroicas me otorgó en esa ocasión un reconocimiento especial por dicha gestión. El 10 de mayo se jugó en el TSM el partido de vuelta de semifinales del torneo de clausura, en el que se enfrentaron las escuadras del Pachuca y el Santos Laguna. Con un resultado global de cuatro contra cuatro tantos, con la ventaja para Pachuca, el equipo de La Comarca no pudo llegar a finales. Del 3 al 8 de noviembre, La Laguna padeció uno de sus períodos de lluvia otoñal más largos que yo recuerde. Incluso la final del torneo de Copa MX, que por cierto ganó la escuadra lagunera, el Santos Laguna, hubo de jugarse bajo la pertinaz lluvia. La presencia del huracán “Vance” se dejó sentir con vientos huracanados. Los días grises, fríos y lluviosos, resultaron ser como un marco fúnebre para el sentir de la sociedad civil, que se enteraba por entonces de las tristes noticias de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.Un último misterio: fueron tan abundantes y a veces tan violentas las lluvias, que algunos diarios locales y foráneos informaron que en la colonia torreonense Prados del Oriente, se encontraron pequeños peces, aparentemente arrastrados por la fuerza del temporal. La noticia sugería que cayeron con la lluvia, pues el encabezado decía, a la letra “También “llovieron” peces en Torreón”.  


www.cronicadetorreon.blogspot.com