Crónica de Torreón

Las fiestas patrias

Mañana sábado 27 de septiembre de 2014 se cumplirán 193 años de la entrada triunfal de Agustín de Iturbide y sus fuerzas libertadoras a la Ciudad de México. En aquel día, México surgió ante la comunidad de naciones como país independiente. Serán 193 años de que se llevó a cabo el solemne desfile del ejército de las Tres Garantías y de los viejos soldados insurgentes que habían sobrevivido. La magna empresa quedó consumada gracias al apoyo de las cúpulas de poder, la aristocracia, el alto clero y los mandos del ejército, y gracias al talento de Iturbide como diplomático y su enorme prestigio como militar de alto rango.El acta de independencia con la que se erigió México ante el mundo como país libre y soberano se escribió y firmó en la ciudad de México al siguiente día, el 28 de septiembre de 1821.De esta acta se envió una copia al Partido de Parras, cuya jurisdicción comprendía por entonces prácticamente toda la Comarca Lagunera de Coahuila. El 6 de octubre de 1821, la Soberana Junta Provisional Gubernativa dio algunas instrucciones para la jura de la independencia, particularmente para aquellos lugares alejados a la ciudad de México.Durante la mayor parte del siglo XIX, la Comarca Lagunera y las poblaciones de su jurisdicción celebraron los días 15, 16 y 27 de septiembre como días patrios. El 15 y 16 en honor a los iniciadores del movimiento insurgente de 1810, y el 27 por ser el aniversario de la consumación de la independencia nacional.Nunca hubo dudas del extraordinario papel que Agustín de Iturbide había desempeñado en la consumación de la independencia. El Himno Nacional Mexicano —en su versión larga u original— le dedicaba una mención muy honorífica. A finales del siglo XIX, el gobierno federal le dedicó una medalla o proclama de plata en el primer centenario de su nacimiento.La naciente villa del Torreón surgió como tal por decreto del 24 de febrero de 1893, en honor al Plan de Iguala. Ya como ciudad, la población le dedicó al libertador Iturbide, con motivo de las fiestas del centenario, una de sus principales avenidas. Todavía en 1948 esta avenida llevaba su nombre, pero en ese año, el general parrense Manuel H. Reyes Iduñate, militar admirador del Varón de Cuatro Ciénegas solicitó al cabildo de la ciudad el cambio de nombre por el de avenida Venustiano Carranza. El cabildo aceptó y se verificó el cambio.Como cronista e historiador interesado en la verdad de los hechos y no en el triunfo de las ideologías políticas, me parece que ya es tiempo de que México respete y venere la memoria de todos aquellos héroes que lucharon por el bien de la nación, independientemente de cuál haya sido su ideología política. Ni fueron héroes solamente los liberales, ni tampoco lo fueron únicamente los conservadores. Y existieron otros muchos héroes que no pertenecieron a estos bandos políticos o ideológicos, gente de quien ni siquiera se recuerda su nombre.A 107 años de la elevación de Torreón a la categoría de ciudad, nuestra población tiene una deuda histórica con Iturbide, extraordinario militar y consumador de nuestra independencia nacional. No existe en la actualidad una sola calle o monumento que recuerde su gesta gloriosa, ni tampoco el acta de independencia, documento fundamental y principio de nuestra nación. Papelito habla. 



www.cronicadetorreon.blogspot.com