Crónica de Torreón

Caja de Pandora

La noticia más impactante de la semana que termina sin duda fue la que protagonizó el candidato presidencial republicano de los Estados Unidos Donald Trump, ya convertido en el cuadragésimo quinto presidente electo de los Estados Unidos de América, tras vencer a Hillary Clinton por una diferencia más que significativa.

Nadie en México ni en otros países tomó en serio la posibilidad de que tal triunfo fuera posible.

Trump era percibido como un genio del mal, apelando a las más bajas pasiones de sus seguidores republicanos, dada su retórica de campaña, plagada de racismo, xenofobia, discriminación, misoginia, llamados a la violencia, al autoritarismo, al odio hacia los inmigrantes, particularmente los mexicanos.

Desde el miércoles existe verdadera preocupación en México por lo que venga a partir de la toma de posesión de Donald Trump en enero.

Sin embargo, ya en esta semana el peso sufrió desajustes causados por la incertidumbre. Las casas bursátiles de todo el mundo se vieron igualmente afectadas ante la noticia, que unas semanas antes hubiera parecido cosa de chiste.  Sin embargo, no se cree que Donald Trump gobernará a su placer y sin cortapisas de ninguna índole.

Es de esperarse que siendo Trump como es un neófito en el Partido Republicano, sin cargos previos de elección popular, tendrá que ser moderado, guiado y hasta reprimido por dicho Partido, el cual ganó la mayoría de los escaños del congreso federal estadounidense.

Bastantes rupturas hubo entre el partido mencionado y el candidato, ahora presidente electo, como para permitirle que lleve a cabo todas sus amenazas electorales a costa de la economía estadounidense y de la paz mundial. 

Por lo pronto, los votantes del país vecino del norte han mostrado al mundo una muy pobre imagen del tipo de persona que desean tener por líder.

Un bravucón, contradictorio, impulsivo, protagónico. Al elegir a Trump, los norteamericanos de los Estados Unidos han abierto una caja de pandora que puede salirle muy cara a aquélla nación y al mundo. El futuro nos dará la respuesta. 



www.cronicadetorreon.blogspot.com