Acentos

Miastenia gravis

La movilidad del ser humano parece, a primera vista, depender de la acción mecánica exclusivamente de la musculatura corporal. La mayoría de las personas atribuyen a los huesos y músculos la capacidad de moverse y caminar. Algunos consideran que es la integridad cerebral la que garantiza que las manos y piernas se muevan. En las personas sanas nunca pasa por su mente que algún día pudieran estar paralizadas sin moverse, o peor aun, que pudiera existir la posibilidad de no poder respirar “aunque uno quiera” y ahogarse literalmente “a si mismo”.  La Miastenia Gravis es una enfermedad que puede aparecer en los adultos de una manera súbita; y se caracteriza justamente por debilidad muscular. Los párpados “se caen” y es imposible abrirlos voluntariamente, aparece dificultad para masticar y hablar, también para deglutir; luego la debilidad se extiende a los brazos y piernas; pero lo mas grave de la Miastenia es cuando la debilidad muscular se manifiesta en los músculos respiratorios del tórax. En estos casos la dificultad para respirar puede ser grave y requerir de asistencia con un respirador artificial. El problema en los pacientes Miastenicos no radica en los músculos, ni en los huesos o el cerebro. El origen de la Miastenia Gravis se encuentra en la unión entre la neurona y la célula muscular. Las neuronas se comunican entre si por medio de pequeños impulsos eléctricos que al llegar al contacto con la fibra muscular, cada neurona libera una sustancia o neurotransmisor llamado acetilcolina; la acetilcolina normalmente debe de unirse a la los receptores de acetilcolina ubicados en la fibra muscular; de esta manera la acetilcolina  trasmite el impulso nervioso o eléctrico de la neurona al músculo e inicia la contracción muscular o movimiento. Los pacientes con Miastenia Gravis tienen pocos receptores para la acetilcolina y, por tanto, a pesar de que la neurona produzca acetilcolina en cantidades normales, este neurotransmisor no podrá unirse al músculo y no habrá movimiento muscular con la fuerza y tono adecuados. Lo que destruye a los receptores musculares para la acetilcolina, son anticuerpos que patéticamente produce el mismo enfermo; de ahí el nombre de enfermedad Auto-inmune. No todos los casos de Miastenia Grave terminan con insuficiencia respiratoria; por lo general siempre hay un proceso infeccioso –neumonía-  que hace que los enfermos empeoren y terminen conectados a un respirador artificial. Es importante señalar que desde el punto de vista cerebral estos pacientes están íntegros, pueden pensar normalmente.Algunos estudios como la electro miografía pueden ayudar a hacer el diagnóstico. Para tratar esta enfermedad inmunitaria se emplean precisamente inmunosupresores como los esteroides o inmunoglobulinas que reducen la respuesta inmune. En algunos pacientes se puede emplear la plasmaferesis, un procedimiento que consiste en “cambiar o limpiar” el plasma  de los anticuerpos contra la acetilcolina. La piridostigmina es uno de los fármacos pilares en el manejo de la miastenia gravis; esta medicina actúa bloqueando la destrucción de la acetilcolina, de tal manera que aumenta la cantidad de este neurotransmisor y puede unirse con mas facilidad a los receptores musculares. En el origen de la Miastenia Gravis se ha involucrado al Timo, que es una glándula que tiene que ver con el sistema inmune; y se cree que en el timo es donde se producen los anticuerpos en la Miastenia. Por esta razón todos los pacientes con Miastenia Grave deben de ser rastreados del timo con una Tomografía del tórax; algunos presentan crecimiento del timo y, en su momento. se puede extraer quirúrgicamente el timo y mostrar mejoría en la movilidad y fuerza muscular. También existen alguna variedad de fármacos,  entre ellos antibióticos, que pueden empeorar la Miastenia o debilidad.


sinrez@yahoo.com.mx