Invitado

Innovación y mercadotecnia

En el mercado actual cada vez nos enfrentamos a una variedad más amplia de productos que cubren la misma necesidad y por otro lado tenemos consumidores más exigentes que dedican más tiempo a evaluar los productos y tienen mucho más acceso a información de los productos para tomar su decisión de compra, y aún después de la compra siguen evaluando si la compra que hicieron cumplió o no sus expectativas, y con esto dan una recomendación positiva o negativa del producto o servicio. Es importante escuchar a los consumidores y potencializar sus opiniones en ideas de productos nuevos o mejoras innovadoras a productos existentes.
La innovación está sumamente ligada a la mercadotecnia; consiste en la creación o modificación de un producto buscando la mejora de este con la finalidad de ser introducido con éxito a un mercado.  El concepto de innovación va ampliamente ligado al concepto de mercadotecnia ya que busca diferenciar productos para que sean exitosos en un mercado.
No importa que tan chico o grande sea un negocio, no puede ignorarse ni la innovación ni la mercadotecnia. Por ejemplo, Apple ha demostrado una y otra vez que el objetivo de la innovación tiene que ver con generar ideas exitosas pero que sean comercialmente atractivas para un mercado, no sólo con descubrir algo que cambie al mundo. Cualquier negocio necesita innovación tanto como requiere a la mercadotecnia. La meta de la innovación en un negocio es la de dar a los clientes el mejor producto o servicio posible, lo que por consecuencia hace que la mercadotecnia sea una tarea mucho mas fácil.
En la mercadotecnia puede haber innovación en muchos momentos, por ejemplo, en el concepto del producto, mejora de éste, empaque del producto,  la forma en la que se da a conocer el producto o las estrategias de venta de éste, incluso puede haber innovación en la forma en que se exhibe el producto en las tiendas.
Un punto que no podemos perder de vista es que la competencia observará nuestras innovaciones y buscará como copiarlas o incluso mejorarlas, así es que la innovación nunca tiene fin, siempre hay que estar pensando antes que la competencia y actuar con rapidez pensando siempre en sustitutos competitivos y sobre todo en que siempre hay mejores maneras de innovar en mercadotecnia.