Sin titubeos (NO USAR)

Videocámaras, una propuesta

Para el año próximo, el Estado de México y los municipios dispondrán de unos 4 mil 300 millones de pesos vía Fondo Metropolitano. Es una suma importante frente a la cual se han levantado voces empresariales y sociales demandando aplicarla en la generación de empleos y en seguridad pública.

Ambos rubros son importantes y cada uno amerita una atención especial. Pero en el caso de la inseguridad, que ha sido el talón de Aquiles de todos los gobiernos, habría que explorar alternativas que van más allá de balas, armas, chaquetones, patrullas y hasta coqueteos de contar con camiones blindados –como en Ecatepec-.

Una de ellas y que se está aplicando en varios países sudamericanos –Colombia, en particular en la ciudad de Cali- es la instalación de cámaras de vigilancia conectadas a los centros de control policiacos.

Los expertos en el uso de esta tecnología en el combate a la delincuencia aseguran que permite, primero, disponer durante las 24 horas del día de un elemento de disuasión para inhibir los delitos; segundo, proporciona elementos para las labores de investigación y, tercero, serviría como prueba en los procesos judiciales.

Esto no va a detener a las organizaciones criminales, que siempre van con todo, pero como ocurrió ya en la propia Colombia, con esa herramienta se logró ya el desmantelamiento de un cártel mafioso. Aquí habría que intentarlo.

Hay cámaras de las conocidas como "Full HD", con 360 grados de recorrido y una nitidez de imagen con un alcance de hasta 200 metros de distancia. De esas características se utilizan para acciones de seguridad en diversos países.

Desconozco el tipo de videocámaras que el diputado local Octavio Martínez Vargas dice que va a distribuir en Ecatepec –afirma que serán 150, sumadas a otras 500 que ya entregó- pero el costo de una de calidad aceptable, casera, está entre los 3 y 5 mil pesos.

No sé también si, en efecto, el legislador puso de su peculio dietético, pero si se atrevió a exhortar a sus homólogos, tanto locales como federales, a hacer lo propio para mejorar la seguridad en ese castigado municipio metropolitano, lo menos que tendrían que hacer es responder con otra tanda de videocámaras.

Esto permite decir que a veces se invierte más en florituras y en obras de poco impacto, por lo que ahora habría que procurar instalar videocámaras en los puntos más complicados de los municipios metropolitanos, utilizando una buena parte del fondo correspondiente.

Las policías cuentan con mapas delictivos, con rutas y corredores donde actúa la delincuencia común y la organizada. Ahí es donde hacen falta esos instrumentos. Ello no requeriría de las grandes sumas ni serían obritas para la foto. Como dijo algún legislador local, hay que dejar de hacer "parquecitos" y atender lo importante.