Sin titubeos

Nuevas exigencias

El primer tercio del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto sin duda quedará marcado por la desparalización de la actividad política que, por más de una década, estuvo inmersa, igual que la economía, en el estancamiento.

Han sido dos años de confeccionar un nuevo marco legal para darle al país un rumbo distinto al que hasta ahora ha tenido. La prueba de las once reformas, sin embargo, tendrá que medirse por los resultados y esa debe ser la tarea principal del gobierno federal y los actores políticos involucrados.

Quedará para el plazo inmediato los alcances de cada una. Destacan la energética y la de telecomunicaciones, ambos rubros monopolizados, uno por el lado estatal y otro por el privado.

Sin embargo, es una obvio que lo que espera la sociedad es que todo esto se refleje, por fin, en una mejora sustancial en su calidad de vida. Es aquí donde gobierno e iniciativa privada deben ponerse de acuerdo para lograr ese propósito.

En este sentido, el debate que no debe dejarse pasar es el de elevar los salarios. Años de economía estancada y percepciones depauperadas, no han sido objeto para que la productividad no haya aumentado. Diversos análisis, de instituciones públicas y observadores, han dado cuenta que sí ha habido aumento en la productividad, no así con los salarios.

Se necesita responsabilidad, sí, por todo lo que esto implica, pero no se debe eludir la realidad que arrastramos desde hace casi 30 años, cuando al inaugurarse los "pactos económicos" entre autoridades e IP, la primera víctima fue la parte más frágil mediante la contención salarial.

Desde entonces las cosas no marchan bien. En cada situación de emergencia en la economía siempre se pidió a todos "amarrase el cinturón", una y otra vez. Y hasta la fecha. Paulatinamente, debe remediarse.

Otro de los temas que tendrán que colocarse en la agenda pública es la violencia del crimen y la inseguridad que, aunque se ha atenuado, los grupos delincuenciales siguen desafiantes.

En ello, quizás ya sea hora de ir a parte del fondo de la cuestión, que tiene que ver con la producción, distribución y consumo de enervantes. El mundo cambia mucho en este tema, de manera particular Estados Unidos, el principal consumidor.

Es verdad que hay que trabajar en otras áreas, pero con ello se comenzaría a desterrar la "narcocultura" que ha penetrado a buena parte de las estructuras sociales y oficiales. Son todo un indicio de esa situación los sondeos sobre los gustos musicales de la gente, donde domina el ámbito grupero.

Estos dos temas, la economía y la violencia criminal y la inseguridad, ameritan cirugía mayor con resultados.

Sin descanso

El diputado federal Miguel Sámano Peralta, después de una larga sesión plenaria, se dio tiempo para apoyar a sus representados. Estuvo de gira en jilotepec donde inauguró juegos infantiles en el parque y gradas en la deportiva. Él gestionó los recursos.