Sin titubeos

Momento de “reapariciones”

Asegura Stephen Davis, el historiador no tan oficial de la banda de los Rolling Stones, que "los viejos dioses nunca mueren". Traigo a cuento esto por lo sucedido ayer durante el partido entre México y Croacia en el que quedó claro que "los viejos" siempre surgen cuando menos se les espera y dejan estampas permanentes de su presencia.

Me refiero al veterano y ya legendario defensa central Rafael Márquez, quien con un tanto típico de su actuar, es decir, de remate de cabeza tras un tiro de esquina, inauguró el marcador, a los 70 minutos, luego de un partido tenso con cero goles.

Márquez igualó a Cuauhtémoc Blanco, delantero nato, en el departamento de goles conseguidos durante tres campeonatos mundiales, pero hizo más luego de su gol: el ex del Barcelona empujó al equipo a desplegar un juego vibrante durante los últimos 20 minutos -más los 4 que agregó el árbitro- con un rival buscando la forma de frenar el vendaval, mismo al que se sumaron Andrés Guardado y ese revulsivo que fue Javier "Chicharito" Hernández, a pase peinado del "viejo" Márquez.

Siempre en el ojo de las críticas, presuntamente por su falta de entrega con el equipo, Márquez Álvarez, sin embargo, ha estado presente justo cuando más se le ha necesitado. No se puede pedir más.

No es la suya una "reaparición" en el sentido literal de la palabra porque siempre ha estado ahí, aunque tras su salida del Barca su figura vino a menos en el plano internacional; pero aquí se vio que es de los que saben qué hacer en eventos de escaparate, cómo aprovechar grandes ocasiones, momentos precisos que requieren todo para volver al plano estelar.

Llámese oportunismo si se quiere, el caso es que El Kaiser de Michoacán, entre más viejo, más efectivo, y vuelve a figurar cuando muchos ya no daban mucho por él, calificándolo casi como un rebelde de la jubilación.

Donde sí hubo una "reaparición" propiamente dicha, fue en el PRI del Estado de México. La asunción de Carlos Iriarte Mercado como nuevo dirigente estatal estuvo marcada por la presencia del ex gobernador Arturo Montiel Rojas, "viejo" defenestrado por los suyos previo a los comicios de 2006 y que lo envió al "retiro", al menos en público, durante casi ocho años.

No es ningún secreto que Iriarte Mercado, igual que otros de su generación, ha contado con el respaldo de Montiel Rojas. Debido a ello ha figurado en cargos de primera línea tanto en el PRI como en el servicio público.

Otro antiguo que eleva la cabeza para buscar meter golpes políticos, a ver si no vuelve a ser objeto de zancadillas desde dentro, ahí donde todo parece marchar viento en popa, rostros con sonrisas aparentemente francas pero en las que suelen esconderse las peores intenciones.

¿Cómo le va a ir al PRI con esta "reaparición", por lo demás esperada una vez conocida la postulación de Carlos Iriarte y que acarreará muchas más? Nadie lo sabe, pero de que los Golden Boys regresaron...regresaron.