Sin titubeos

Insiste el PAN

Hace casi 16 años, el panismo del Estado de México vivió sus momentos más estelares en la vida pública. Buena parte de la entidad se pintó de azul, arrastrados por quien fue mejor candidato que Presidente, Vicente Fox. Además de ganar las alcaldías más importantes, se colocó como la primera fuerza en el Congreso local, pero...

Más duró la cruda del festejo que la resaca que desde entonces padece debido a su paulatino pero constante deterioro. Todavía es motivo de resquemor la fractura que hizo que Acción Nacional pasara del cielo al suelo, con una fracción legislativa partida, con la conformación de la famosa bancada independiente.

Historia con sus lecciones no aprendidas. Ahora se repite, pues esos viejos esqueletos los cargan los herederos, según los últimos acontecimientos, con una bancada legislativa que no se ha acomodado desde que asumió y cuyos integrantes no han comprendido su momento, dispuestos a cumplir el tormento de Sísifo como una cumplida maldición.

Los últimos ocho años han sido malos para el PAN, con dirigencias que, desbordada su ambición de poder y apetito monetario (hay que recordar a Octavio Germán Olivares). Hoy hay más oposición dentro que afuera.

Lo grave de todo es que lo que debería ser un episodio transitorio, para la historia, resuelto ya, toma parte de las tradiciones blanquiazules.

Eso lo prueba el hecho de que varios diputados reventaron la plenaria de su partido en Ixtapan de la Sal este fin de semana y demandaron la destitución de Sergio Mendiola Sánchez como coordinador de la fracción en el Congreso local.

Igual que ayer, se pasan por alto los estatutos, se privilegia el cuchicheo y se pone en práctica la antipolítica, esto ya como parte de un quehacer casi obligado, según los nuevos usos y costumbres.

El comunicado enviado para "informar" de la inconformidad no oculta la intención: "quítate tú, para ponerme yo", bajo la "grave acusación" contra Mendiola Sánchez de que "su trabajo deja mucho que desear, no permite libre actuación de los legisladores e incluso para presentar iniciativas, deben pedir su autorización".

Es normal que cada diputado tenga su propia "agenda legislativa" y quiera figurar casi, casi, como un "padre conscripto" (senador) a la muy antigua usanza pero, hasta donde se sabe, los once diputados (cuatro de mayoría, por cierto) han presentado iniciativas o puntos de acuerdo o participaciones.

Cuando ya comenzó la carrera por la gubernatura del año próximo, nada más trágico que cargar con los viejos huesos, sumando el fardo de los propios.

El PAN gobernó a más de 8 millones de mexiquenses en sus mejores tiempos. Hoy a 2 millones en 18 municipios.

Pensar en alianza con el PRD, ni hablar.