Te has ido…pero te quedas Noemi Yáñez Araiza

Difícil inicio de año con la sensible pérdida de la compañera Noemí Yáñez ..."Araiza, porque también tengo madre aunque no lo crean", agregaba con su característico humor veracruzano quien fuera una auténtica profesional del periodismo, y no solo por sus estudios sino por la entrega a ésta, segunda profesión más antigua del mundo.

¿Por dónde empezar algo que le llega a uno hasta el fondo?..."por el principio", me respondería de inmediato Noemí. Intentaré hacerlo pero me resisto a aceptar su ausencia, sin embargo así es.

Compañeros reporteros, ella en El Diario y yo en El Sol de Toluca junto con otros de la misma generación, Macario Lozano, Diana Mancilla, Guillermo Ballesteros, Ángeles Morales y muchos más. Un compañerismo real, profesional, celoso pero también ayudador y solidario cuando las circunstancias lo exigían dado que la tecnología de entonces estaba en pañales.

A principios de los 80 no llegaban a Toluca los celulares y en las giras había que conseguir un teléfono de caseta en algún punto del estado para enviar nuestra información. Creo que nunca tuvimos pretexto y cumplimos a nuestros diarios y a nuestros jefes al límite de nuestro esfuerzo y capacidad. El fax llegó a mediados de los ochentas como gran novedad.

La intensidad máxima la vivimos en la campaña del candidato priista Alfredo del Mazo González y no obstante su condición de mujer, Noemí jamás se quedó atrás en nada, al contrario, muchas veces nos apoyó en nuestra tarea reporteril, lo que seguramente firmarían mis colegas citados.

Tras mi incursión como jefe de prensa en el ayuntamiento de Toluca en 1982, que duró lo mismo que un embarazo, enero/septiembre, en octubre de ese mismo año regresé a El Sol y la rutina de giras del ya gobernador Del Mazo fueron de menos a más y para 1994 se inventaron las famosas "giras regionales" consistentes en permanecer una o dos semanas en determinado lugar.

El gobernador y todo su gabinete "peinaron" no solo municipio por municipio pues llegaron hasta muchas pequeñas, o no tanto, comunidades, cumpliendo así su frase de campaña "escuchar para gobernar". Todas las giras regionales inolvidables pero destacan la del sur donde estuvimos 14 días y la del Noreste de Zumpango donde estuvimos 12 días y noches.

Incluyo en estas tareas a otro compañero que se nos adelantó, Víctor Hugo Islas, autor de su leída columna "Aquí Estado de México" de LA PRENSA, quien retó a la tradición de los "reporteros de El Valle" pues hacía grupo "con los de Toluca". A Propósito de Zumpango, a Noemí le debimos la vida al enterarnos de la visita de nuestros jefes a la gira regional invitados por Del Mazo.

Y no por hacer cosas indebidas, lo que pasa es que el capitán Barrera y el de Fragata Buentello nos desvelaron con las "dominadas" y los directores de nuestros periódicos fueron como invitados especiales del mandatario a la gira regional y nosotros sin saber nada. Los hoteles Términos en Texcoco, Real Hacienda en Tlalnepantla y los "piojitos" del sur eran nuestras "salas de prensa".

CAMPAÑA

En 1993, en la campaña tricolor al gobierno mexiquense, ya como cantinero, (jefe de prensa), se estrechó aún más la relación con todos los compañeros reporteros y obviamente con Noemí Yáñez ya como subdirectora de EL NOTICIERO, vespertino en el que yo me inicié en la década de los setentas con don Carlos Garduño como dueño y el profesor Inocente Peñaloza como director.

¿Compañeros?, con gusto, los que se nos adelantaron Alfredo Gómora y Alfredo Albíter, Guillermo Garduño, hoy director del diario Capital donde laboraba también Noemí, y desde luego Felipe Pérez Ávila, hoy exitoso empresario y editor de la revista Ágora, compañero a carta cabal a quien siempre le agradeceré su solidaridad y paciencia de vida para con este escribiente.

En plena campaña creo que prevaleció la camaradería y el compañerismo, con todos pero por ser mujeres cito a Noemí, Diana Mancilla entonces reportera de El Sol, Ángeles Morales, reportera del noticiero radial de Alejandro Maldonado, José Contréras y un excelente "operativo" de prensa del PRI y orgullo de Lerma, Pablito Calixto, atento y educado como el que más.

Aprovecho la nostalgia para citar a mis colaboradores, Juan Carlos Romero que también se nos ha adelantado y quienes siguen en la batalla Delfino Hernández, Sergio Toledo en cámaras y Raúl García.

Si usted se pregunta el motivo de la cita le respondo, todos ellos cultivaron amistad y cercanía con Noemí Yáñez Araiza "culpable" de reuniones anuales en la casa de este escribiente, sin más motivos que recordar viejos tiempos.

Nuestros últimos encuentros, en el 2014 cuando la APVT nos entregó reconocimientos por años de antigüedad o aguante que casi es lo mismo y apenas el 24 de septiembre del año pasado cuando el Club Primera Plana nos entregó otros reconocimientos por el mismo motivo, donde coincidimos con la decana del oficio Gloria Díaz González.

Por éstas y muchas cosas más, por eso reitero el inicio de estas líneas, Noemí, te has ido pero te quedas.