Migración infantil internacional

La migración así como el trabajo infantil son fenómenos complejos que han estado presentes desde el comienzo de la vida humana. En todo el mundo se han producido movimientos migratorios a lo largo de la historia y, por su parte, las actividades realizadas por niños se han dado en todas las culturas también desde tiempos remotos.

La escases del trabajo y las deficientes condiciones de vida en los países en vías de desarrollo han intensificado el fenómeno de la migración internacional con fines de empleo, y es cada vez más común que el rubro infantil experimente el fenómeno de la migración y desarrolle algún trabajo por el que recibe remuneración.

Una característica importante en la migración de niños y niñas es la violación a sus derechos, especialmente en zonas de frontera y en el momento de su repatriación, debido a que los movimientos de la población que se produce de un lugar a otro, lleva consigo riesgos a los que se enfrentan para llegar a un destino final entre ellos se encuentran: a) trata y tráfico de niños que es el ofrecimiento, captación, transporte o traslado ya sea dentro del país desde o hacia el exterior, la acogida o la recepción de personas menores de dieciocho años de edad, con fines de explotación, es a través de engaño, fraude, violencia, amenaza. b) trabajo y explotación infantil. Desde una perspectiva de derechos humanos la UNICEF concibe al trabajo infantil como toda actividad laboral; realizada por niños menores de 15 años que entorpezca su proceso educativo o afecte su salud y desarrollo integral.

Se puede decir que el trabajo infantil está ligado a la pobreza es una de las razones por la que los menores de edad migran, con el objetivo de mejorar sus condiciones de vida, salen de sus hogares en busca de trabajo, exponiéndose a ser engañados y explotados esto hace que la mayoría de las veces sean vulnerables a la explotación laboral desempeñando actividades que violentan sus derechos humanos.

Como se puede apreciar en lo que respecta las labores que realizan los menores, no cabe la menor duda, que a estas personas se les niegan los derechos que como niños y niñas les confiere la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, tales como la educación, diversión, salud, estar a salvo de acoso y abuso sexual.