Un México preocupado y ocupado por el medio ambiente

Emilio Moises Rodríguez Uribe

Como está estipulado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 4 "Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bie-nestar. El Estado garantizará el respeto a este derecho. El daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley...", y contemplado en la tercera generación de los derechos humanos, el medio ambiente es responsabilidad de todos.

La ciudadanía ha mostrado un cambio paulatino en relación con el cuidado del entorno donde vive, con el objetivo de mantener el equilibrio entre los componentes que conforman el medio ambiente; se han llevado a cabo acciones destacadas en todo el territorio mexicano a corto, largo y mediano plazo. Por ejemplo, el estado de Oaxaca desde hace más de 20 años produce energía eólica y con esta acción México se posiciona como uno de los mayores productores de energía renovable en el continente Americano.

En el ramo empresarial se ha trabajado en el cambio, a partir de los años 90 se tuvo un auge mayúsculo en el cuidado del medio ambiente, año con año se implementan acciones y se incorporan empresas. Lo anterior como parte de la creación y ampliación de leyes regulatorias y el cambio de mentalidad de los trabajadores que las integran en todos sus niveles organizacionales.

Entre las principales acciones emprendidas destacan: dar cursos y pláticas enfocadas en la reducción de energía; disminución del uso irracional del agua, implementación de productos biodegradables en las actividades cotidianas de su hogar; reúso y reciclado; separación de basura; incrementar la cultura del uso de la bicicleta y el caminar; cambio de electrodomésticos para la reducción del consumo de energía; cambio de focos tradicionales a los ahorradores; promoción de la limpieza de áreas comunes y parques en diferentes ciudades de la república; reducción de impresiones; entre otras.

Cotidianamente todos tenemos que realizar acciones que repercutan de manera positiva en el cuidado de nuestro ambiente; porque de ello depende el bienestar personal y social.

Seamos responsables y cuidemos a MÉXICO y al MUNDO.