Libertad de expresión como derecho humano

Ana Rosa Salgado Albarrán

La libertad de expresión es el derecho a manifestar libremente el pensamiento propioa través de distintos medios, se ha hablado mucho en las últimas décadas de este derecho, sobre todo por la importancia que tiene de difundir libremente ideas o información.

La Declaración Universal de Derechos Humanos plasma en su artículo 19 el derecho a la libertad de opinión y expresión y es respaldado por las leyes de los estados, principalmente, los democráticos.

Cabe resaltar que el respeto es fundamental en el ejercicio de este derecho, no se debe utilizar la libertad para dañar o perjudicar, ya que como todos los derechos, el de la libertad de expresión termina donde empieza la del otro. Durante años era castigado o reprimido, al pasar de los años y con el boom del surgimiento de los derechos humanos se le dio mayor impulso.

Sin embargo, el Estado tiene mucho camino por legislar en este aspecto, debido a que tanto la modernidad como otros factores históricos han impulsado que se haga uso de este derecho y sobre todo que se abuse, y en el afán de mostrar la verdad se ha caído en el error de que cualquiera puede traspasar las fronteras del respeto hacia los demás sin que esto sea regulado.

La necesidad de expresarse libremente surgió por el afán de mostrar la verdad, principalmente, al señalar los malos manejos por parte de los gobiernos.Este derecho es elemento fundamental para la existencia de un Estado democrático y sobre todo para que la sociedad esté mejor informada.

La labor de los medios de comunicación es informar y ejercer o exigir que se ejerza este derecho, por lo que es una violación cuando se censura o prohíbe la libre circulación de información que afecta a la población en general o limitar a la sociedad a estar informados.

Aunque generalmente al hablar de libertad de expresión se relaciona con medios de comunicación, no debemos olvidar que este derecho también se ejerce en otros ámbitos y es igual de importante que los demás derechos fundamentales.

Hoy por hoy, en muchas partes del mundo hay personas que para ellas no existe el derecho a la libertad de expresión y son severamente castigadas, incluso asesinadas. Sin embargo, si como ser humano no tenemos la capacidad de hacernos oír, mucho menos la tendremos para hacer valer nuestros demás derechos.