Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión

Carlos Felipe Valdés Andrade

El 19 de agosto de 1982, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas estipuló conmemorar el 4 de junio de cada año como el Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de la Agresión, con el propósito de reconocer el dolor que sufren los niños en todo el mundo que son víctimas de maltratos físicos, mentales y emocionales.

Al respecto, la Convención de los Derechos del Niño, en su artículo 19, párrafo 1, señala, entre otras cosas, que: "Los Estados Partes adoptarán todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas apropiadas para proteger al niño contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual, mientras el niño se encuentre bajo la custodia de los padres, de un representante legal o de cualquier otra persona que lo tenga a su cargo..."

También debemos considerar que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos reconoce los derechos fundamentales de los niños y, a pesar de ello, constantemente sufren agresiones, convirtiéndolos en víctimas con consecuencias irreparables que demeritan su calidad de vida.

Ejemplos de lo anterior en nuestro país incluyen el caso de un niño que falleció a causa de un traumatismo craneoencefálico que sufrió cuando sus compañeros de la escuela lo lanzaron contra una pared; asimismo, el de un menor que fue ingresado al Hospital Regional de Tlalnepantla porque era violentado en su núcleo familiar; así como el que fue amordazado con cinta canela de boca, pies y manos por un integrante de su familia.

Es por eso que debemos adoptar el compromiso como sociedad de afrontar la problemática con una postura reflexiva que nos permita encarar esta situación acorde con su complejidad, empezando por reconocerla, analizarla y actuar sobre la misma, implementando estrategias de protección a los menores y velando por su sano desarrollo físico y mental.

En este sentido, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, de acuerdo con sus atribuciones legales, difunde y promueve la cultura de respeto a los derechos humanos de la niñez mexicana, reconocidos por los diversos ordenamientos jurídicos nacionales e internacionales.