Día Internacional contra la Corrupción

Carlos Esteban Ortega Vargas

El 31 de octubre de 2003 la Asamblea General de la ONU aprobó la Convención de las Naciones Unidas contra la corrupción que entró en vigor el 14 de diciembre de 2005, también promulgó el 9 de diciembre como Día Internacional contra la Corrupción.

Resulta de gran importancia que un organismo mundial haga hincapié en temas que laceran la tranquilidad y la paz social como es el caso de la corrupción, la cual agrava la pobreza e incrementa la desigualdad, quebranta los derechos humanos y los valores, aniquila la posibilidad de tener mejores servicios de salud, educación y justicia, vulnera el estado de Derecho, se suscita el abuso de Poder que comete algún servidor público, y cuyo beneficio es meramente personal, omitiendo la responsabilidad pública o social y atentando contra la transparencia internacional.

Es evidente que en asuntos relacionados con el combate a la corrupción la responsabilidad es de todos, pues se debe poner un alto total a la comodidad de evadir responsabilidades o corromper las leyes, es tiempo de reflexionar sobre lo que hemos hecho para frenar la corrupción, concientizar que nuestro papel social es promover los valores cívicos y el respeto a los derechos humanos, y reconocer que la equidad, igualdad y justicia son las vías de transparencia en la lucha contra la impunidad.

Es por esto que este 9 de diciembre Día Internacional en contra de la Corrupción, exhorto a toda la sociedad a esforzarnos por lograr una mejor calidad de vida, a partir del cumplimiento de nuestras obligaciones: respetar la ley, acuerdos, decretos y reglamentos en donde claramente prevalecen la ley, la justicia y la verdad.

Es tiempo de romper la cadena de corrupción, somos ejemplo vivo para las generaciones venideras, es momento de rescatar los valores a partir de fomentar el diálogo en el núcleo familiar sobre derechos, deberes y obligaciones, pues al hacernos responsables de nuestro actuar en sociedad empezaremos a construir una nueva historia.