Carencia de valores afecta a adultos

Nancy Yemin Sánchez

La violencia en México es un factor determinante para la deserción social. Los grupos vulnerables son los más afectados con este tipo de conductas, tal es el caso de los adultos mayores, quienes en muchas ocasiones mueren a causa de agresiones perpetradas por la propia familia. No obstante, la impunidad para este tipo de comportamientos sigue siendo evidente, y en los casos en los que se denuncia, no se toma importancia hasta que las consecuencias son graves e irreparables.

Las personas adultas mayores en nuestro país deben ser atendidas conforme a sus necesidades para tener un óptimo desarrollo integral en su estado físico, mental y social, ya que en la etapa en la que se encuentran muchas veces se presentan diferentes estados de ánimo que dañan su autoestima.

Las estadísticas sobre el maltrato en la vejez no arrojan datos reales puesto que la mayoría de los adultos mayores que lo viven no lo denuncian, debido a distintas causas, entre éstas: porque no aceptan que están siendo maltratados, tienen temor a las represalias, creen que es temporal, desconocen las instancias a las que deben dirigirse para denunciar este tipo de casos o su condición física o cognitiva no les permiten realizar una denuncia.

Por lo que es necesario adoptar medidas a través de programas de apoyo que coadyuven a garantizar el goce y disfrute de estas prerrogativas a fin de lograr un desarrollo integral y con el objetivo de concientizar sobre el daño que se ocasiona a los ancianos, dejándolos en un estado vulnerable.

Otra de las acciones es promover y difundir programas de atención integral a favor de los adultos mayores, así como promover su participación social, política y económica para que sean copartícipes y protagonistas de su propio cambio.

El compromiso de las instituciones públicas y privadas de atender sus necesidades y prioridades para que tengan mejor calidad de vida debe hacerse patente, ya que todos en algún momento llegaremos a esta etapa, y qué mejor que sea de una forma digna y tranquila.

En la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México se brindan asesorías gratuitas todos los días del año para este tipo de casos, en éstas les dan a conocer cuáles son sus derechos y les invitan a que los hagan valer ante cualquier persona que pretenda vulnerarlos.