Emprendiendo Con Sentido Humano

¿Cuánto invierto en un logotipo?


Una de las primeras cosas en las que se piensa al iniciar un negocio es en el nombre que éste tendrá y en el formato de su logotipo. Para algunos, el logotipo es un simple diseño que cualquiera puede hacer, para otros es algo especializado, que necesita de un experto y una amplia justificación de tipografías, imágenes y colores. Entonces, ¿qué es lo correcto? En ocasiones resulta complicado que un emprendedor que tiene ya múltiples y elevados gastos en otros aspectos de su naciente negocio comprenda la importancia de invertir en un diseño realizado por un experto. Así es, invertir.

Un logotipo es mucho más que unas simples letras o dibujitos con colores; un logotipo proyecta todo lo que la empresa es y quiere ser. No es que simplemente sea estético, es que debe ser adecuado (a la empresa y a su público), que exprese carácter, confianza, que se quede grabado en la mente de las personas y que lo puedan reconocer fácilmente. Vaya, un logotipo es una parte fundamental de la comunicación visual de cualquier empresa. Por ello, es importante que su diseño no se deje en las manos de cualquiera.Así pues, ¿cuánto hay que invertirle? Y lo confieso: no hay una respuesta sencilla.

Hay “diseñadores” que pueden cobrar desde $500.- por un garabato; mientras que hay también verdaderos diseñadores que cobrarán más de $5,000.- por sus conocimientos, experiencia, horas de análisis y profundidad de lo que saben hacer. También, existen páginas en internet -o aplicaciones en las tabletas- con logotipos ya prediseñados, que uno simplemente busca por giro, selecciona y listo!! Lo puede uno descargar y poner su nombre, a precios de risa. ¿Qué funciona mejor? Pues no hay una regla escrita. Algunos logotipos, como el nuevo logo de Pepsi, costó un millón de dólares, o el nuevo de la BBC, $1.8 millones. Otros, como el de Nike costó tan sólo $35 dólares, o el de Twitter que costó $15 (éste se compró en una página de internet, de esas que ya los tienen diseñados). 

Finalmente, no importa cuánto paguemos por el diseño; lo que sí importa es que éste debe ser realizado por alguien que sabe, que estudió y tiene los conocimientos para hacer un buen trabajo. Por ello, normalmente a los diseñadores se les pide un portafolio de diseños previos, para conocer un poco más sobre su experiencia.