Observatorio de La Laguna

Reflexiones sobre corrupción

Hemos escuchado cientos de discursos de quienes prometen terminar con la corrupción, sin embargo, la percepción ciudadana sobre dicho fenómeno lejos de mejorar, empeora ya que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la corrupción es considerada como el segundo problema de mayor importancia para los mexicanos, solo detrás de la inseguridad y delincuencia.

De acuerdo con información de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2017, 9 de cada 10 mexicanos considera que las prácticas de corrupción son frecuentes o muy frecuentes, siendo las Policías, los Partidos Políticos y el Gobierno Federal los considerados por la ciudadanía como más corruptos.

Tanto en Coahuila como en Durango, el excesivo endeudamiento, la opacidad en el manejo del erario público, los altos niveles de impunidad y la ausencia de mecanismos que determinen y sancionen actos de corrupción, han favorecido a que la percepción ciudadana en materia de corrupción empeore, ya que de acuerdo con datos de la ENCIG 2017 analizados por el Observatorio de la Laguna, 9 de cada 10 coahuilenses y 9 de cada 10 duranguenses consideran que existen actos de corrupción en su entidad.

La elevada percepción de corrupción contrasta con la cantidad de recursos que ambos Gobiernos locales destinan a combatirla dado que de 2010 a 2017 la Auditoria Superior del Estado de Coahuila (ASEC) incrementó su presupuesto de 62.8 mdp a 162.3 mdp, mientras que el monto asignado a la Entidad de Auditoria Superior del Estado de Durango (EASE) pasó de 21.6 mdp en 2010 a 42.1 mdp en 2017. Sin embargo, 8 de cada 10 coahuilenses y 7 de cada 10 duranguenses consideran que las prácticas de corrupción en sus Gobiernos Estatales son frecuentes o muy frecuentes.

De acuerdo con este estudio los costos de incurrir en actos de corrupción a nivel nacional se estimaron en 2,273 pesos promedio por persona, mientras que a cada Coahuilense le cuesta alrededor de 2,500 pesos anuales (9ª entidad a nivel nacional), y a cada duranguense 1,300 pesos anuales por persona.

Si bien erradicar la corrupción demanda la participación de todos, urge la presencia de contrapesos reales entre los poderes del Estado que a través de mejores mecanismos de transparencia en la asignación y el ejercicio de los recursos públicos contribuyan al fortalecimiento de la confianza en las instituciones. 

Más allá de los discursos, necesitamos acciones concretas en donde la libertad de expresión, el libre acceso a la información, la eficiente asignación de los recursos públicos y el adecuado funcionamiento del sistema de justicia sean los pilares de las Instituciones del Estado.#Asívivimos. 


direccion@ccilaguna.org.mx