¿En manos de quién esta nuestro futbol?

Pensé que jamás tendría que decir esto: México no merece ir al Mundial. México no tiene nada que hacer en un Mundial. México sufriría más daño que beneficio si logra el boleto para el Mundial.

El problema es que la peor crisis deportiva en la historia del futbol mexicano no se resuelve en la complejidad o en la simpleza de ganarle a Nueva Zelanda. El problema es que los culpables de esta profunda crisis, que no forzosamente son los jugadores o los entrenadores, siguen escondidos, tratando, como siempre, de sacar a flote un negocio que también amenaza con naufragar.

Y en medio del caos, impera la confusión: no es un tema de nombres de jugadores, tampoco tiene que ver con un planteamiento de equis o tal entrenador, de la alineación y no es forzosamente una situación que competa solo al carácter, el temperamento o la confianza. Lo que se recoge hoy es el deterioro de años y años de decisiones erróneas, de un futbol manejado como un producto que le sirve a la televisión, que se vende y que mantiene una sinergia equivocada entre los asuntos económicos y deportivos.

La selección es manejada a los caprichos e intereses de una empresa, monopólica, arbitraria, anárquica y todopoderosa. El último cambio de entrenador, el que trajo a Víctor Manuel Vucetich a la selección, esa decisión fue tomada en un palco del Estadio Azteca por un grupo de personas o por una persona que no tiene la suficiente capacidad para tomar una decisión de esa índole.

¿Qué conocimiento de futbol cancha tienen los dueños para tomar decisiones de futbol cancha? ¿Saben de estrategias, jugadores? ¿Tiene el dueño de Televisa la capacidad para tomar una decisión directa que competa a los intereses de futbol cancha? ¿Alguien se ha preocupado por crear un consejo de directores técnicos para aprovechar la experiencia y la capacidad de Nacho Trelles, Manolo Lapuente, Miguel Mejía Barón, Enrique Meza, Javier Aguirre, Bora Milutinovic, Ricardo La Volpe, Ricardo Ferretti y el mismo Vucetich para que sean ellos los que carguen con la responsabilidad de asumir las decisiones de la cancha?

El futbol está en manos de ejecutivos que son buenos para los negocios. Suman, multiplica, restan y vuelven a multiplicar. Poco a poco, el deterioro ha sido notable. Se pierden condiciones de juego, los rivales avanzan y tú no solo te detienes, sino que retrocedes. ¿En manos de quién está nuestro futbol?

twitter@Faitelson_ESPN